Gran Colapso Económico en 2014 es inevitable Documental
Manual para el Nuevo Paradigma, mp3 ivoox Volumen I -- Volumen II -- Volumen III ************************Pdfs I -- II -- III
MANUAL DE SUPERVIVENCIA_SAS.rar
Ver Descargar recomprimido.rar 19952 Kb
Síntomas de Transformación-Evolución Cambios Corporales


Entrada actualizada el 28 de octubre de 2013 con audio y pdf recuperados


El Rescate de la Tierra
http://comentariosenergiaurantia.blogspot.com.es/2011/04/el-rescate-de-la-tierra.html

viernes, 4 de febrero de 2011

La técnica Clark

La técnica Clark



Dr. Hulda Regehr Clark - La cura para todas las enfermedades.rar
Descargar

La teoría de los parásitos

De todas las terapias naturales que hemos podido estudiar, la que más ha llamado nuestra atención es la de la Dra. Huida R. Clark por los motivos que ella misma expone:

- porque es fruto de largos años de investigación;

- porque es una terapia que se puede aplicar a la mayoría de pacientes con todo tipo de enfermedades degenerativas;

- porque es asequible a la gran mayoría de niveles económicos;

- porque, según dice la Dra. Clark, si el enfermo sigue exactamente su sistema, terminará curándose rápidamente; y, por ú1timo,

- porque es aplicable también a enfermos terminales

TEORIA CLARK SOBRE LAS CAUSAS DEL CÁNCER, EL SIDA Y DEMÁS ENFERMEDADES DEGENERATIVAS

Causas de la enfermedad

La medicina convencional de nuestros días considera que cada tipo de cáncer o de enfermedad degenerativa tiene causas diversas, y además, que cuando se ha formado un tumor, sea éste benigno o maligno, sea linfoma, epitelioma, sarcoma o carcinoma, etc., es necesario destruirlo con quimioterapia, radioterapia o con cirugía, pues esa parte del cuerpo ya no puede regresar por sí sola a su estado normal.

La teoría que nos ocupa dice que todas, o la mayoría de las enfermedades degenerativas, tienen el mismo origen y por tanto todas se curarán de la misma forma, no siendo necesarias ni la quimioterapia, ni la radioterapia ni la cirugía, y que además los tejidos regresarán a su condición normal en un tiempo no muy largo.

El origen o la causa elemental de estos males es la presencia, en el cuerpo humano enfermo, de un parásito y de un contaminante químico (el alcohol isopropílico) al mismo tiempo.

Evidentemente, no es todo tan sencillo, pues se ha llegado a esta conclusión después de años de investigación que han permitido descubrir todos los factores que, estando presentes paralelamente a la causa elemental, hacen que se desarrolle la enfermedad.

El ser humano sano, normalmente, puede albergar en su cuerpo diversos tipos de bacterias, virus, hongos y otras especies de parásitos, pero los mantiene bajo control en el intestino de donde sólo pueden salir al exterior contenidos en las heces. Las cosas cambian cuando el cuerpo se contamina de productos químicos y/o metales pesados. El parásito típico se llama Fasciolopsis buskii y el contaminante típico se llama alcohol isopropílico; los estudiaremos por separado.

El Fasciolopsis buskii

El Fasciolopsis es un tipo de parásito con forma de hoja de árbol, de la especie Trematodo, y a veces se encuentra por contaminación en el intestino humano. Un parásito adulto es capaz de soltar millones de huevecillos, aproximadamente unos mil con cada movimiento peristáltico del intestino, y esto lo puede hacer durante muchos años. Para continuar su ciclo y volverse adulto, los huevecillos deben salir del cuerpo junto a las heces y ser depositados por ejemplo sobre la: hierba o sobre las hojas de un estanque, pasar a un huésped, por ejemplo un caracol, y seguir sus cinco o seis fases de evolución: huevo => miracidio => esporocisto => redia => cercaria => metacercaria => adulto.

Todo esto sucede normalmente cuando el huevecillo sale del cuerpo. Si el adulto se queda en el intestino, lo más que puede producir será una colitis, un colon irritable, una enfermedad de Crohn, o nada, y de ahí no pasa. Desde luego éstas no son enfermedades sin importancia, pero no son tan graves como un cáncer u otra enfermedad degenerativa. El problema empieza cuando, por los motivos que veremos más adelante, los parásitos se salen de su hábitat «normal» y empiezan a colonizar otros órganos. ¿Cómo sucede esto? Los huevecillos, dado su pequeño tamaño, tienen la posibilidad de traspasar físicamente la barrera de las paredes del intestino y recorrer otros órganos. Por otra parte, los movimientos peristálticos y las pequeñas lesiones que a veces tenemos en el intestino, hacen que los huevecillos microscópicos de estos parásitos pasen al torrente sanguíneo y viajen por el organismo. Vía circulación entérica y portal, llegarán al hígado, donde las células de Kupfer en condiciones normales los destruirán, de la misma manera como destruyen y eliminan todos los tóxicos y materiales indeseables o peligrosos que llegan a él. Por este motivo, por un hígado sano no puede pasar ningún parásito ni hueve- cilio, sino que todo es destruido y eliminado.

La Dra. Clark explica que las cosas cambian drásticamente cuando en el hígado está presente el alcohol isopropílico. La anatomía patológica a través de las biopsias demuestra que en el 100 % de los casos de cáncer de hígado se encuentra presente el parásito Fasciolopsis buskii + alcohol isopropílico. Sería demasiado aventurado pensar que esto es una casualidad: esta combinación de parásito + disolvente es la causa del cáncer.

El alcohol isopropílico

Es un disolvente derivado del petróleo, que se usa como antiséptico en los cosméticos, en los perfumes, en los jabones, en todos los productos para afeitarse, desodorantes, champús, geles de baño, lacas del pelo, colutorios bucales. Se usa también para esterilizar las tuberías de las máquinas para envasar productos alimenticios y como consecuencia, todos o casi todos los alimentos envasados lo contienen. También lo contienen los colorantes, aromatizantes y saborizantes artificiales.

Pero la legislación (nos referimos a la legislación norteamericana, según informa la Dra. Clark) no regula el contenido de disolventes en los alimentos y menos en los productos corporales.

La Dra. Clark, licenciada en fisiología y biología con mención honorífica por la Universidad de Saskatchewan, Canadá, licenciada en biofísica y fisiología celular por la Universidad de Minnesota, y doctorada en fisiología por la misma universidad, analizó infinidad de alimentos envasados, incluidos los que aquí llamamos «biológicos», y todos estaban contaminados con alcohol isopropílico, con benceno o con tetracloruro de carbono. Analizó champús, alcohol de desinfectar, enjuagues bucales, cosméticos, productos de afeitar, para el pelo, café instantáneo, descafeinado, suplementos vitamínicos, azúcar blanco, jugos de frutas, cereales para el desayuno, incluidos los «naturales» o «biológicos», aguas minerales, medicinas con o sin receta, y refrescos envasados.La autora en sus libros publica las fotografías de los productos contaminados, con las marcas bien a la vista, y todas son maltas muy conocidas en todo el mundo.

Dice también: ¡TIRE ESTOS PRODUCTOS A LA BASURA!

No se los regale a nadie, no perjudique a nadie.

Esto es el alcohol isopropílico, que también puede llamarse alcohol propílico, propanol, isopropanol, o alcohol de desinfección. Evidentemente estamos hablando de lo que pasa en Estados Unidos, pero nosotros hemos visto con nuestros propios ojos en una droguería común y corriente alcohol de desinfección que, además de contener un marcador para que no fuera apto para uso de boca, indicaba la presencia de alcohol isopropílico. Como si esta fuente de intoxicación exógena no fuese suficiente, existe también la fuente endógena, es decir, producida en el interior del cuerpo.

Existe una familia de bacterias llamada Clostridium, cuyas seis variedades colonizan el intestino y a veces también el esófago y el estómago. De esta manera, algunas especies de esta bacteria producen en su metabolismo el ya conocido disolvente propílico y, cuantas más áreas del intestino invaden, más disolvente producen.

Todavía no se sabe con seguridad si otros productos químicos como la propamida, propacetamida, isopropil galato, propionato de calcio, y otros, que son compuestos isopropílicos, pueden ser -transformados en el organismo en alcohol isopropílico. Existiendo esta duda es más seguro desecharlos. Para mayor seguridad es mejor no usar ningún producto que contenga la fracción «..prop...» dentro de la palabra de la lista de ingredientes. Estos productos químicos han sido añadidos en los procesos de elaboración y cuando se intenta eliminarlos nunca desaparecen completamente.

La legislación norteamericana especifica las cantidades residuales máximas aceptables, y lo indica en p.p.m. (partes por millón). Esto significa que, si la ley permite por ejemplo 50 p.p.m. estará permitiendo aproximadamente una gota de contaminante por litro. Seguramente, una gota en un litro de líquido consumido una vez en la vida no acarreará ninguna consecuencia, pero si por algún motivo el hígado no logra destruir esta química, y día tras día continuamos ingiriendo química tóxica, finalmente los niveles en el hígado se volverán importantes y no podrán ser eliminados.

La ventaja es que, si se evita radicalmente ¡a contaminación de alcohol propílico, a los pocos días éste desaparecerá del cuerpo.

Antes de seguir adelante con este tema, es necesario aclarar que, de acuerdo con las conclusiones alcanzadas por la Dra. Clark, el cáncer es una enfermedad que se puede dividir en tres partes:

- la formación del tumor,

- la malignización, y

- la metástasis, o sea la diseminación del mismo a otras partes u órganos del cuerpo.

Para explicar la primera fase hay que recurrir a diferentes hipótesis, pues ningún tipo de medicina de nuestros días está en condiciones de dar una explicación definitiva y contrastable experimentalmente. Veamos algunas teorías de manera simplificada.

La medicina oficial

La medicina alopática dice que «el cáncer es causado en todos, o casi todos, los casos por mutación de genes celulares que controlan el crecimiento y la mitosis de la célula. Los genes mutados se llaman oncogenes y es necesario que haya por lo menos dos o más oncogenes diferentes para que la célula se vuelva cancerígena».1

Sabemos que el cuerpo está formando continuamente millones de células nuevas para sustituir a las que cada día mueren. El sistema de reproducción celular es extremadamente preciso y especifico, sin embargo existen en el sistema unos genes llamados P.53 que se encargan, por así decirlo, del «control de calidad». Cada vez que aparece una célula defectuosa el P.53 activa sus «ayudantes» y esta célula es destruida. Si esto no sucede por los motivos que sea, las células tumorales se van reproduciendo y acumulando y se manifiesta el tumor.

Para esta medicina existen tumores benignos y tumores malignos, o cánceres. Estos se pueden producir por varios factores externos, como:

- radiaciones ionizantes (Rx, gamma, UV radioactivas, etc.);

- sustancias químicas carcinógenas (colorantes, conservantes, metales pesados, etc.);

- irritantes físicos;

- virus y parásitos varios; 2

- tendencia hereditaria al cáncer.

Aún con todo esto la medicina alopática no puede explicar claramente cuál es la causa primera del cáncer.

La Medicina tradicional china

Esta medicina milenaria dice que una célula normal se vuelve tumoral por «estancamiento de sangre», que provoca esta secuencia:

- célula normal;

- célula hiperplásica;

- adenoma Fase 1;

- adenoma Fase II;

- carcinoma.

Tampoco en este caso encontramos una explicación fehaciente de las causas del cáncer.

La teoría Clark

La Dra. Clark pone mucho énfasis en el hecho de que tumor y cáncer son dos patologías distintas, de tal modo que el conjunto será eliminado en dos fases distintas:

1) eliminar la malignidad del tumor, y

2) reducir el tumor hasta que éste desaparezca completamente y el enfermo recupere la salud.

Parece ser, dice la Dra. Clark, que los genes que controlan las mutaciones de las células, por varios motivos pierden su efectividad, permitiendo de este modo que se produzca el caos de crecimiento y se genere un tumor. El tumor quedará como tal hasta que no se instalen en él el parásito y el contaminante químico que constituyen la causa elemental. Cuando esto suceda, el tumor se hará maligno, o sea cáncer, y en una fase sucesiva sobrevendrá la metástasis.

Como podemos apreciar, nadie está en condiciones de explicar la verdadera causa profunda del cáncer, pero la Dra. Clark nos ofrece un procedimiento que, en muchos casos, (según ella afirma en todos, incluso los terminales) hace curar o desaparecer el cáncer. Dice: «Dadme tres semanas y vuestro oncólogo anulará la operación para extirpar el cáncer».

Suponemos que si no fuese verdad sería una afirmación aventurada que podría acarrearle consecuencias graves. La explicación de todo el proceso para pasar de una célula sana a una cancerosa es bastante sencilla y complicada a la vez, porque intervienen gran cantidad de factores que deberán tenerse en cuenta en el momento de aplicar la terapia para la curación.

Enfermedades parasitarias con relación al clima

Algunas enfermedades parasitarias se deben al contacto directo de persona a persona (infecciones víricas de las vías respiratorias, viruela, peste neumónica y fiebre Q -producida por rickettsias-). Esta forma de transmisión no es rara para este tipo de enfermedades. La infección por oxiuros (enterobiasis), las enfermedades de transmisión sexual, la tuberculosis, etc., son un ejemplo de parasitosis transmitidas por contacto. Otras infecciones parasitarias llegan al hombre directamente con las excretas humanas (p.ej. amebiasis y giardiasis), mientras que otras llegan a través de los alimentos o del agua contaminada por heces, o precisan de huéspedes intermedios, vectores, o de un período de desarrollo en la tierra o el agua. Tanto la incidencia como la gravedad de las infecciones humanas están en proporción directa con el grado de higiene personal y colectiva, así como con la resistencia a los agentes patógenos a los cuales se expone el individuo.

No es sorprendente el hecho de que la mayoría de las enfermedades infecciosas sean particularmente comunes en climas cálidos y en el Oriente, lugares donde el hombre se esfuerza menos en desarrollar medidas sanitarias protectoras y es típica su menor resistencia a los órganos invasores.

Introducción de las enfermedades parasitarias por las migraciones humanas

Las migraciones de las poblaciones humanas han contribuido en gran parte al desarrollo de parásitos animales en nuevas regiones. Hay pruebas que indican que la fiebre amarilla, el dengue, el paludismo falcíparo, la infección por la tenia de los peces, la uncinariasis producida por el Necator americanus, la esquistosomiasis mansoni, la filariasis de Bancroft y otros tipo de filariasis y la dracunculosis fueron introducidas en el hemisferio occidental por los colonizadores blancos y sus esclavos traídos de África. Lo mismo sucedió con el tifus exantemático, la lepra, la viruela, el sarampión, la parotiditis epidémica, la sífilis, la frambesia, y probablemente la gripe. (Scott 1943, Marr, 1982).

Cuando el clima, los huéspedes intermedios necesarios, y las costumbres populares eran favorables, estas enfermedades se establecían en el nuevo ambiente. Por el contrario, es probable que la «nigua», (Tunga penetrans) fuese originalmente propia de las zonas cálidas del hemisferio occidental y haya sido llevada a África, donde actualmente es un parásito cutáneo que reviste características de mayor importancia que en su lugar de origen.

La enfermedad de Carrión, producida por Bartonella bacilliformis, y la infección con la mosca zumbadora Dermatobia hominis, existían ya probablemente en América antes del primer viaje de Colón.

Aunque la uncinaria Ancylostoma duodenale sólo existía en principio en la zona templada septentrional, y el Necator americanus en el cinturón tropical del hemisferio oriental, las migraciones de norte a sur y viceversa, en particular desde China y el norte de la India al Archipiélago Malayo, han hecho que se mezclen ambas especies de uncinarias tanto en las poblaciones indígenas como en las de los inmigrantes.

Además de las migraciones pacificas de los pueblos, las guerras y las conquistas han contribuido en gran medida a modificar la distribución geográfica y la epidemiología de las enfermedades de la especie humana. La viruela, el tifus, la peste y la sífilis han tenido efectos importantes sobre el desarrollo social y económico de las naciones.3

Sin llegar a verdaderas migraciones de poblaciones enteras, no hemos de olvidar que la facilidad que tenemos hoy día para viajar a países lejanos, sin la preparación suficiente ni el suficiente sentido de responsabilidad (hacia los demás y hacia nosotros mismos), ha hecho que no sea difícil encontrarse con una enfermedad tropical en cualquier pueblo del país, no digamos ya de las grandes ciudades.

Antes de seguir adelante, hay que decir que la Dra. Clark ha desarrollado un aparato electrónico que ha llamado Syncrometer® y que sirve para detectar en el cuerpo la presencia de parásitos, virus, bacterias, hongos, productos químicos, marcadores tumorales, etc. Como ya hemos dicho, tampoco ella puede explicarnos con claridad el motivo del desarrollo de un cáncer, sin embargo, usando su Sincrómetro, ha analizado infinidad de tumores y ha observado que en todos se encuentra la presencia de unos factores comunes y la ausencia de otros.

Para ella ha sido fácil deducir que si un órgano canceroso tiene factores extraños o antinaturales, será suficiente eliminarlos y el tumor desaparecerá. Pero veamos que es lo que ha encontrado en los tumores analizados, en general, en los cuerpos enfermos de cáncer:

- los Áscaris;

- el cobre;

- los hongos: la Aflatoxina B y la Patulina;

- las bacterias;

- el cobalto;

- el vanadio;

- el ácido malónico.

Los Áscaris

Estos parásitos controlan el ciclo de Krebs con consecuencias importantes para el organismo, y además, en un cuerpo enfermo de cáncer, destruyen la vitamina C, quitándole un átomo de hidrógeno, o sea oxidándola. Cuando los Áscaris desaparecen del cuerpo, la vitamina C reaparece rápidamente en su forma útil, o sea con capacidad reductora. Los Áscaris además son portadores de varias bacterias, como el Ryzobium leguminosarum, el Mycobacterium avium, el M. intracellulare. En presencia de este parásito se detecta también el 20-Metil-cloranteno, que parece ser el agente carcinógeno más poderoso jamás descubierto.

La Dra. Clark está convencida de que los Áscaris y las fases evolutivas del Fasciolopsis son los indicadores de los tumores humanos. El caso Áscaris es algo complejo y lo volveremos a estudiar más adelante.

El cobre

Cada vez que analizamos un tumor, dice, el Sincrómetro detectará la presencia de c-obre metálico, o inorgánico. Este metal reduce fuertemente el nivel de hierro sérico, lo que conduce a la destrucción del sistema inmunitario, del sistema de fabricación de hematíes, y del metabolismo energético. Es la destrucción de la vida.

Ya se había notado en medicina de investigación del cáncer la presencia de cobre en los tumores y se pensaba que era una consecuencia del cáncer. Según la Dra. Clark, es justamente lo contrario, o sea que la presencia de cobre favorece el cáncer y se puede demostrar fácilmente, pues al eliminar la ingesta de cobre metálico (por ejemplo el que se ingiere con el agua proveniente de tuberías de cobre), su nivel en un cuerpo canceroso baja rápidamente.

El cobre metálico tiene mucha afinidad con el azufre y los compuestos sulfurados, como el glutatione, la cisteína, la taurina y la metionina: de esta manera este metal roba el azufre que debería estar combinado con el hierro en nuestros órganos y causa los problemas antes mencionados El cobre, como decíamos, entra en el organismo proveniente del agua de las tuberías de cobre y de algunos empastes dentales metálicos o plásticos. El remedio es simple, pues es suficiente no beber el agua que fluye en tuberías de este metal y cambiar los empastes por otros no contaminados. Además, al bajar el nivel de cobre se inhibe también la proliferación de hongos.

Los hongos

Los hongos generan productos tóxicos llamados mico- toxinas, y cuando se analiza un tumor se encuentran sistemáticamente Aflatoxinas y Patulina que no son otra cosa que micotoxinas

La Aflatoxina B

Es un producto tóxico altamente cancerígeno que llega al hígado proveniente de la ingesta de alimentos que contienen mohos, mohos que no son visibles a simple vista ni detectables por el gusto. Curiosamente, cada vez que el análisis revela la presencia de alcohol isopropílico en el cuerpo, encontramos también Aflatoxina B. La explicación puede ser que la Aflatoxina B inhibe la metabolización del alcohol isopropílico y su posterior eliminación, aunque podría darse también el caso contrario; lo cierto es que si se deja de ingerir alimentos con mohos (aunque sean invisibles), el nivel de aflatoxina baja rápidamente a cero, dándole al hígado la posibilidad de metabolizar el alcohol isopropílico.

Los alimentos que clásicamente contienen mohos son: las cervezas, el pan de más de dos o tres días, la fruta muy madura, los cereales y los frutos secos. Sin embargo, alimentos muy mohosos, como los quesos azules, no presentan trazas de Aflatoxina B.

La Aflatoxina. B es producida por un hongo del género Aspergillus e inhibe la replicación y transcripción del ADN. La Aflatoxina B causa ictericia y cáncer de hígado.

La Patulina

También es una micotoxina carcinógena y está siempre presente en los tumores, pero sobre todo en las glándulas paratiroides, inhibiendo así la capacidad del organismo de defenderse de éstos. Es producida por los hongos Penicillium y la podemos encontrar fácilmente en las magulladuras de la fruta maltratada, junto con la Aflatoxina. Es curioso notar cómo la Patulina es utilizada en la medicina convencional como antibiótico.

Una característica de las micotoxinas, en especial la Patulina, es que al estar presentes en las paratiroides, inhiben la capacidad de éstas de producir un Factor de Necrosis Tumoral (FNT). Todos los enfermos de cáncer carecen de FNT, todas las personas sanas lo tienen.

Al parecer, la presencia de la Patulina en las paratiroides hace desaparecer el FNT, pero al desaparecer la Patulina como consecuencia del tratamiento reaparece el FNT No hay duda de que la Patulina juega un papel importante en la carcinogénesis. Ya veremos más adelante cómo eliminar todas las causas de generación de tumores.

Las bacterias

Las bacterias también juegan un papel muy importante en el desarrollo de los tumores, porque además de toda una serie de efectos dañinos para el organismo, tienen la característica de abastecer a las células de abundante ADN. El ADN de producción normal en un cuerpo sano no es detectable con el Sincrómetro, pero es detectable en todos los casos en que se analiza un tumor, o sea que el ADN de un cuerpo sano está escondido en el núcleo celular, mientras que en presencia de un tumor está fuera de lugar y de control.

Del gran número de bacterias que existen, unas pocas especies están en condiciones de fabricar ADN utilizando la vitamina B12 como lo hace el cuerpo humano. Las especies Clostridium, Rhizobium y Lactobacillus y tal vez alguna otra todavía no detectada, son las responsables de la producción normal de ADN a partir del ARN.

Las bacterias además están o pueden estar infectadas por virus. Cuando éstas penetran en la membrana celular, los virus atacan libremente el ADN de la célula huésped y participan activamente en agravar el problema.

Podemos pues considerar que, cuando el Sincrómetro detecta ADN, existe un crecimiento tumoral. De todas estas bacterias, la especie Clostridium es de las más difíciles de eliminar y de las más perjudiciales. Además de modificar el ADN, produce alcohol isopropílico y se esconde sobre todo en los dientes con empastes, coronas, cápsulas, etc. y coloniza el intestino y, a veces, también el estómago y el esófago.

Esta bacteria, que es posible eliminar con dosis diarias de 15OO mg de 1iidrocloruio de betaína o con yodo cuando está presente en los dientes, posteriormente se propaga también a otras partes del cuerpo cómo los pediós, pulmones..., por este motivo, un enfermo de cáncer debe extraer todos los dientes muertos, los que tienen grandes empastes de amalgama o de plástico, las coronas y cualquier arreglo metálico de la boca.

Después de la extracción es necesaria una limpieza profunda, porque en lo más hondo de la herida se esconden los Clostridium, los Streptococcus y los Stafilococcus.

La presencia del Clostridium genera mal olor de boca y éste sirve para su detección rápida y segura. Una vez eliminada esta bacteria del cuerpo, cosa no fácil, hay que evitar reinfectarse.

Los alimentos deben estar bien cocinados. La leche fresca o pasteurizada debe hervirse con un pellizco de sal, de modo que aumente la temperatura de ebullición. La pasteurización NO ES SUFICIENTE. En su lugar se puede usar leche esterilizada (UHT).

Los aminoácidos ornitina y arginina en cápsulas de 500 mg ayudan en la eliminación de esta bacteria.

El cobalto

El cobalto inorgánico, o sea en estado metálico, también es tóxico y tiene la característica de inhibir la utilización del oxígeno en el cuerpo, y-esto, cómo se descubrió hace tiempo, favorece la formación de tumores.

Otro efecto del cobalto es el desequilibrio en la producción de proteínas plasmáticas en el hígado, lo que puede conducir por ejemplo a altos niveles de albúmina y bajos niveles de globulinas, o a la formación de mieloma múltiple y otras enfermedades.

Los efectos tóxicos del cobalto alcanzan también al corazón. La medicina oficial lo sabe desde hace décadas y ha prohibido su uso farmacológico casi totalmente. Sin embargo, este metal ha reaparecido gradualmente, y ahora lo podemos encontrar en los detergentes para lavadoras (granitos azules), para platos, en los empastes dentales, en el plástico de las dentaduras, en los enjuagues bucales, y otros. Así, día tras día, estamos introduciendo y acumulando en el organismo pequeñas cantidades de cobalto sin saberlo.

Si eliminásemos la presencia de metales y plásticos de nuestras vidas, en sólo tres días el equilibrio de proteínas plasmáticas en el organismo estaría restablecido.

El vanadio

Este metal, también inorgánico, hace que el recuento de hematíes se dispare a niveles muy altos. En el hígado produce el efecto contrario del cobalto y conduce a la formación de edema generalizado. Se podría pensar entonces que la presencia de cobalto y vanadio simultáneamente, al generar cada uno efectos contrarios. produciría un equilibrio, pero no es así. En realidad se producen los dos efectos negativos al mismo tiempo. Además, al combinarse con el ácido nucleico forma compuestos «vanadil...» que inhiben el funcionamiento del gen P53 y conducen al desarrollo de los tumores.

La contaminación por vanadio puede provenir de los gases de escape del coche o del calentador de gas del agua, o del horno de gas, o de una fuga de gas en la cocina, de una fuga de refrigerante de la nevera, o inclusive de alguna vela aunque no esté encendida.

Cuando se elimina la entrada de vanadio en el cuerpo, evitando de respirar el aire contaminado y la presencia en la boca de sustancias artificiales, el Sincrómetro deja de detectarlo.

El ácido malónico (la familia «M»)

En la familia «M» hay varios componentes y todos dañinos para el organismo. Los veremos uno por uno.

El ácido malónico

Es otro tóxico. Ya hace 100 años que se sabe que su presencia inhibe en el cuerpo la función del oxígeno, (lo mismo que el cobalto) y favorece la formación de tumores. Este ácido es producido por las distintas fases de los trematodos, sale de los dientes de plástico, y es contenido en algunos alimentos comunes.

Siempre que en el organismo haya fases de trematodos en evolución, se detecta la presencia de ácido malónico. Éste bloquea el ciclo de Krebs por el cual se genera energía en las células, y este bloqueo conduce a la formación de tumores. Las fases de parásitos también son portadoras de bacterias fungoides como los Streptomices. Cuando esta bacteria se encuentra en un órgano determinado, el Sincrómetro detecta la ausencia de ARN, mientras que en una célula sana este ácido se produce constantemente.

El ácido malónico se halla sólo en productos vegetales, nunca se encuentra en estado libre en animales o humanos sanos. En estos sólo se encuentra el Malonil Coenzima A. El ácido malónico es un potente inhibidor del metabolismo, un inhibidor del uso del oxígeno y un reductor del glutatione, disminuyendo así la inmunidad de la persona afectada.

Es por lo tanto necesario ser muy cuidadosos y evitar de ingerir alimentos que contengan este ácido. Por suerte no muchos alimentos se encuentran en estas condiciones. Son aproximadamente una treintena, de los cuales expondremos los más comunes. Vea la lista a continuación y, si está enfermo, evite de consumirlos:


-brotes de alfalfa

-albaricoque

-olivas negras enlatadas,

-chocolate

-mermelada de uva

-mango

-cebolla roja

-calabacín verde

-judías secas menos la judía pinta

-brécol

-zanahorias

-jengibre(piel de la raíz)

-lima

-algas nori

-todo tipo de naranja

-papaya mejicana

-fruto de la pasión

-rábano

-salsa tamari

-nabo

-chirivía

-caqui

-la piel roja del cacahuete

- tomate

- el verde de trigo


Hemos visto hasta ahora el gran perjuicio que este ácido puede hacerle al organismo: de aquí la urgencia de metabolizarlo y excretado. El proceso se llama metilación y requiere sobre todo vitamina B12 y ácido fólico, además de otros nutrientes. Así las cosas, la conducta más inteligente no es cómo metabolizarlo rápidamente, sino evitar de ingerirlo, manteniendo así un organismo capaz de defenderse de cualquier ataque.

Evitando consumir estos alimentos, pronto se notará cómo la salud general va mejorando, se observará un aumento de la temperatura corporal y una normalización del peso.

Los efectos del ácido malónico sobre el organismo, que hemos mencionado, son sólo unos pocos de los cerca de 60 que la Dra. Clark ha descubierto a lo largo de su investigación.

El ácido Maleico

Este es otro miembro de la familia «M» que se halla especialmente en los productos que utiliza el dentista, tales como: el material para empastes, adhesivos, aglutinantes, imprimadores, polimerizantes, etc., y se encuentra en buena compañía de otros contaminantes carcinógenos como cobre, cobalto, vanadio, ácido malónico, uretano, colorante rojo azoico nitrogenado o bisfenol-A. El colorante rojo azoico nitrogenado también se le llama Sudan 4 y es un carcinógeno muy potente.

Malonato, anhídrido maleico, ácido D-málico

Estos son el resto de la familia «M» y son tan tóxicos como los primeros, se transforman unos en otros y finalmente la salud del organismo paga las consecuencias. Hasta que no se eliminen todos del cuerpo, la salud no volverá. Falta más investigación sobre estos ácidos.


PARÁSITOS

Los Áscaris

Este parásito nematodo tiene forma de gusano cilíndrico y puede causar enfermedades tan variadas como eccema, ataques epilépticos, esquizofrenia, depresión, asma y alteraciones en el VCM (Volumen corpuscular medio), dependiendo del cuerpo que lo hospeda y del órgano que coloniza. Tanto humanos como animales pueden albergar los Áscaris, cada cual su especie propia, aunque pueden pasar de un animal a un Ser humano. De esta manera muy frecuentemente el Áscaris del perro o del gato pasa al ser humano.

Los Áscaris adultos mueren con el tratamiento fitoterápico Clark u otro y con las aplicaciones de corrientes por medio del Zapper, como veremos, pero los huevos contenidos en el cuerpo del gusano quedan vivos, protegidos por varias membranas, y al día siguiente salen al medio que los hospeda y 24 horas más tarde el cuerpo está nuevamente infestado. Para agravar la situación, los huevos de Áscaris son portadores, como se ha visto, de bacterias y virus Rhizobium leguminosarum, Mycobaterium avium, M. intracellulare y el Adenovirus que causarán abundantes molestias.

La Dra. Clark descubrió que el ozono y la L-cisteína tienen la propiedad de penetrar todas las membranas de los Áscaris. De esta manera también los huevecillos quedarán destruidos. Hay un tratamiento de limpieza profunda, especial para eliminar larvas de helmintos y huevos de Áscaris.

El programa dura tres semanas durante las cuales el enfermo tomará 3 cucharadas diarias de aceite de oliva ozonizado, por ejemplo en la ensalada o verdura cocida, además de 2 cápsulas tres veces al día de L-cisteína de 500 mg.

Después de seguir este programa de tres semanas, existe la posibilidad de que queden todavía en el organismo tanto algunas larvas como los huevos que queríamos eliminar. Estos pueden esconderse en los cálculos del hígado y de la vesícula biliar. El último recurso consiste en una limpieza de hígado con aceite ozonizado, como ampliaremos más adelante.

Frecuentemente los Áscaris se presentan en compañía de Bacteroides fragilis y Coxackie virus, pero éstos desaparecen junto con los Áscaris

Echinococcus granulosus (o tenia del perro) y E. Multilocularis

Hay algunos helmintos, como los que se mencionan, que contienen larva que a su vez contienen otras larvas y que todavía peden contener a su vez otras larvas. Estas últimas se llaman arenillas hidatídicas y no se podrían exterminar sin la ayuda del aceite ozonizado y la L-cisteína. Las larvas de las tres generaciones son portadoras de la bacteria Streptomices (bacteria gram-positiva aerobia) que utiliza los ácidos nucléicos adenina e hipoxantina, transforma los nitratos en nitritos hasta formar compuestos nitrosos que son mutágenos. Forman también una proteasa poderosa que puede destruir los tejidos, inhibe la producción celular de proteínas, transforma la urea en amoníaco (justamente lo contrario de lo que debería suceder), tiene una fuerte acción inmunosupresora en los linfocitos T Su acción en el cuerpo humano es muy dañina. Como se ha dicho anteriormente, es posible eliminar estos parásitos completamente con aceite ozonizado y L-cisteína.

Posteriormente describiremos el ozonizador y la forma de ozonizar el aceite.

Como se forma el tumor

Ahora que hemos visto buena parte de los factores que colaboran en la formación y/o desarrollo de los tumores, ya tenemos la posibilidad de estudiar todo el proceso. Es necesario admitir o aceptar des situaciones que se están produciendo en la vida moderna a partir aproximadamente del principio del siglo xx que acaba de terminar:

1°) La alimentación humana se ha ido llenando progresivamente de microcontaminantes derivados del petróleo por una parte, y metales, metales pesados y contaminantes químicos por otra. De todo el parque de contaminantes mencionemos:

- el alcohol isopropílico en todas sus formas,

- el benceno en todas sus formas,

- el tetracloruro de carbono,

- el tolueno, el xileno, etc.,

- el cobre, el cobalto, el vanadio, el mercurio, el oro, la plata,

- el amianto y la fibra de vidrio,

- los lantánidos (o tierras raras).

2°) El ser humano está ahora fuertemente infestado por gran variedad de parásitos, unos más dañinos y otros menos, como el Fasciolopsis buskii, el Euritrema pancreaticum, el Clonorchis sinensis los Áscaris etc. Sería muy largo dar una lista completa. Pues bien, tomando en cuenta estos dos factores, la vía hacia el cáncer está abierta:

- por ingestión llegan al hígado Patulina y Aflatoxinas que inhiben su capacidad de metabolizar el alcohol isopropílico. Éste a su vez es potenciado por el Clostridium (alojado en dientes e intestino); hacen su aparición los Áscaris (o tal vez ya estaban presentes), que contribuyen a la producción de carcinógenos

- llegados a este punto, el Sincrómetro ya detecta en el organismo la GCH (Gonadotropina Coriónica Humana), que es un marcador tumoral. El enfermo ya se encuentra en estado precanceroso y se detecta la carencia de FNT

- el siguiente paso es que del intestino se escape el Fasciolopsis buskii y encuentre su camino hacia el hígado, atraído por el alcohol isopropílico allí acumulado.

- aquí el parásito empezará a depositar huevos, éstos empezarán a crecer y a diseminarse por el cuerpo. Empezará una evolución siguiendo los pasos ya descritos anteriormente, aparecerá el OH’ (orto.-fosfo-tiroseno) que es el Factor de Crecimiento Tumoral (FCT) producido al parecer por las mismas fases para su propio crecimiento. También las células huéspedes tumorales, donde se han instalado las fases, obedecerán al FCT y el tumor se volverá maligno. Es el cáncer.

El drama ha empezado. Pero no es todo, pues el Fasciolopsis adulto se encuentra en el hígado, pero sus huevos en fase de evolución están o pueden estar lejos, donde las condiciones propicias para su desarrollo les hayan permitido alojarse. Allí también habrá FCT y allí también se desarrollará un cáncer. Es la metástasis.

El médico convencional, ante un panorama de este tipo, con metástasis, si se encuentra con el enfermo en el quirófano, lo único que puede hacer es limitarse a cerrar, suturar y predecir x meses de vida.

¿Podemos conformarnos son eso? La Dra. Clark dice que no. Al contrario, dice:

«Dadme tres semanas de tiempo y el oncólogo cancelará la operación».

Si es cierto que la causa del cáncer es un parásito y uno o más contaminantes químicos, y si resulta fácil eliminar un parásito, probemos a eliminar, naturalmente con remedios naturales, el dichoso parásito, a ver qué sucede.

La Dra. Clark hizo la prueba, y al eliminar el intruso, el cáncer se detuvo, desapareció la GCH y el OFT, marcadores tumorales, se acabó la malignidad dejando, eso sí, el tumor donde estaba. A continuación probó a eliminar del cuerpo todos los contaminantes químicos y los metales pesados, y el tumor se redujo hasta desaparecer. Había eliminado el cáncer con unos remedios fitoterapéuticos, al alcance de todos, y con unas nuevas normas de vida.

He aquí, pues, el tratamiento que indica la Dra. Clark para curar el cáncer:

- en primer lugar hemos de eliminar del organismo todo tipo de ser viviente de la especie bacteria, virus, hongo o parásito, y para esto tenemos dos caminos: la vía química de síntesis y la vía natural de la fitoterapia.

Los productos de síntesis, que cualquier médico puede recetar, son productos químicos que además de eliminar parásitos producen efectos secundarios siempre indeseables, pues son productos antinaturales que en la mayor parte de los casos dañan el organismo que los recibe. Hay que anotar además que cada fármaco de síntesis elimina sólo algunos tipos de parásitos, y si consideramos que normalmente un individuo puede hospedar una docena o más de parásitos diferentes, sería necesario tomar varios fármacos al mismo tiempo, y como consecuencia soportar una acumulación de efectos secundarios indeseables.

Por curiosidad, transcribiremos los efectos secundarios de un común vermífugo escogido al azar, sacado del Vademécum Internacional.

Escojamos el SUFIL 500® (Lab. Elfar-Drag) que se prescribe normalmente para eliminar Oxiuros, Áscaris, Trichuris, Anchylostoma y quistes hidatídicos.

Efectos secundarios: «dolor abdominal severo, náuseas y/o vómitos, vértigo, dolor de cabeza, fiebre, eosinofilia, dermatitits exfoliativa y/o prurito, pérdida de cabello, elevación de SGOT, SGPT y fosfatasa alcalina séricas, anemia, granulocitopenia, neutropenia y/o leucopenia, glomerulonefritis, disminución de la concentración de hemoglobina sérica. Durante el tratamiento pueden observarse ruptura espontánea de quistes con shock anafiláctico, infección de quistes o septicemia, bloqueo de los conductos biliares, neumotórax, hemoptisis, abscesos pulmonares, etc.».

Al igual que este remedio, los demás fármacos convencionales tienen más o menos efectos secundarios. Claramente estos efectos dependen de las dosis, de la persona y de su estado en ese preciso momento, pero vistos los riesgos no se pueden recomendar productos como éstos con la consciencia tranquila, y menos dos o tres o cuatro productos diferentes. No hay que olvidar además que estos medicamentos no se pueden administrar durante el embarazo por eventual teratogenicidad. Pero si queremos librarnos de la enfermedad, claramente habrá que hacer algo:

-eliminar los parásitos en todas sus fases, las bacterias, los virus, los hongos.

-evitar rigurosamente de contaminar nuestro cuerpo con alcohol isopropílico, contaminantes químicos varios y metales pesados.

-eliminar del cuerpo: metales pesados ya existentes y tóxicos comunes, y adoptar una forma de vida sana incluyendo hábitos dietéticos correctos.

Antes de exponer el sistema de la Dra. Clark para eliminar parásitos y contaminantes, incluiremos unos datos de interés general.

Si tenemos en cuenta que los remedios antiparasitarios que ofrece la farmacopea moderna son poco eficaces, hay que considerar también que tienen una lista interminable de efectos secundarios graves, se prohíbe su administración durante el embarazo; deben tenerse alejados de los niños, etc. El panorama no es alentador. Hay que recordar que hace no más de 50 años la gente todavía tenía la costumbre de tomar purgas periódicas (sea con aceite de ricino, sea con sales de magnesio, sea con otros medios). También se purgaban los niños. Esta era una buena manera de eliminar los parásitos más comunes, además de limpiar el organismo de una serie de tóxicos que se iban acumulando. Ahora, en el siglo XXI, esta costumbre se ha perdido y la humanidad, por éste y otros motivos de la misma índole, tiene el cuerpo lleno de parásitos y de productos químicos indeseables. Como consecuencia esta humanidad tan moderna está cada vez más enferma, aunque la esperanza de vida esté aumentando y las instituciones encargadas de estas tareas digan lo contrario.

Y es que la humanidad, en su mayoría, tiene los ojos cerrados y no ve o no quiere ver que esta Naturaleza, que tanto estamos maltratando, nos ofrece remedios, naturales precisamente, sin efectos secundarios, que nos liberan en. pocos días de todo tipo de parásitos. Los remedios a los que nos referimos, a base de plantas medicinales, no tienen contraindicaciones, se pueden suministrar indistintamente a embarazadas y niños, adultos y ancianos, enfermos graves y terminales, con muy poca variación en la posología y poco peso para la economía.

CÓMO SE ELIMINAN LOS PARÁSITOS

El método Clark

Entre todos los remedios que la naturaleza ofrece, la Dra. Clark ha escogido tres, (como diría la farmacopea, «de amplio espectro»), a base de nogal negro, artemisia y clavo, que ella ha comercializado con los siguientes nombres:

- Black walnut tincture extra strength,

- Wormwood caps, y

- Clove caps.

Estos tres productos tomados juntos eliminarán rápidamente más de 100 parásitos diferentes, sin efectos secundarios, sin tan sólo un dolor de cabeza, ni vómitos, ni diarreas ni nada que se les parezca.

- el Black walnut es una tintura hecha a base de la cáscara exterior de las nueces del nogal americano. Si se dispone de nogales de la especie Juglans nigra, que es el nogal americano, se puede también preparar en casa.

- el Wormwood es Artemisia absinthium molida y encapsulada. Debe ser encapsulada porque es tan sumamente amarga que es imposible tragar- la. Se puede plantar en el jardín de casa.

- el Clove es el común clavo de olor, especia que frecuentemente se usa en la cocina y también en la farmacopea convencional. El clavo debe ser recién molido y encapsulado. Es prácticamente imposible tomarlo suelto por el sabor tan fuerte que tiene.

- el Black walnut y el Wormwood eliminan el parásito adulto y sus fases de evolución.

- el Clove elimina casi todos los huevos de los parásitos menos los que están protegidos por 2, 3 o 4 membranas, como los de Áscaris y los de Echinococcus.

Para un tratamiento completo de desparasitización se necesitan:

- 30 ml de Black walnut,

- 100 cápsulas de Wormwood de 300 mg

- 100 cápsulas de Clove de 500mg.

- 50 cápsulas de L-ornitina

Las cápsulas de L-ornitina completan el tratamiento, y sirven para eliminar (quelar) el amoníaco producido por los parásitos como desecho. El amoníaco que, vía circulación sanguínea, se concentra preferentemente en el cerebro, produce a corto plazo nerviosismo e insomnio. A largo plazo produce problemas neurológicos serios como una encefalopatía similar a la encefalopatía hepática cuando existe una insuficiencia hepática.

La L-ornitina es un aminoácido y se toma por la noche antes de acostarse, pues es relajante. En el caso de que fuese necesario seguir el tratamiento durante el día, habría que sustituir la L-ornitina por L-arginina, otro aminoácido que es estimulante y más apropiado para las horas de actividad.

Estos dos aminoácidos no son somníferos, simplemente metabolizan el amoníaco para su eliminación por orina y no crean adicción.

Hasta ahora se ha cumplido el primer paso, o sea se ha matado el parásito y sus fases de evolución, pero pueden quedar huevos de Áscaris o de Echinococcus. Recordemos que con unas cucharadas de aceite de oliva ozonizado y cápsulas de L-cisteína eliminaremos también los huevos más escondidos, menos los que puedan encontrarse en los cálculos hepáticos y/o biliares. Éstos se eliminarán en la fase final del tratamiento cuando se llevará a cabo la limpieza de hígado con aceite ozonizado. Ya veremos esta parte más adelante.

Cumplida la primera fase del tratamiento, pasaremos a la fase número 2.

Eliminado el parásito, sus huevos y sus fases de evolución, nos falta el segundo componente de la causa elemental: el alcohol isopropílico. Ya hemos hablado anteriormente de este disolvente, sin embargo es tan importante su eliminación del cuerpo humano que es conveniente hablar de él una vez más.


Eliminación de contaminantes químicos y metales pesados

Para un enfermo de cáncer o de otra enfermedad degenerativa, no es suficiente eliminar de su organismo los parásitos: una vez hecho esto, el cáncer ha desaparecido, la malignidad ha desaparecido, ya no habrá metástasis, pero todavía queda el tumor y éste desaparecerá sólo después de que el cuerpo haya sido limpiado por dentro y por fuera. Cuando toda la parafernalia de productos y contaminantes químicos haya sido eliminada del cuerpo y del ambiente que lo rodea, la homeostasis recobrará su función y el tumor empezará a reducirse hasta desaparecer.

La homeostasis es esa fuerza secreta, podríamos llamarla milagrosa o mágica, que hace que todo organismo enfermo tienda a recobrar su estado normal de salud si se quitan drásticamente todas las barreras que se lo impiden. Por esto, una vez eliminada la primera barrera, los parásitos y el alcohol isopropílico, iremos a por la segunda, o sea el resto de contaminantes químicos, metales pesados y otros que iremos estudiando.

La vida moderna está profundamente relacionada con, y penetrada de productos químicos, incluyendo todo lo «natural», lo «bio», lo «light». Todo, absolutamente todo. El ser humano, por codicia, es capaz de contaminarlo todo, y por pereza o ignorancia es incapaz de rechazar lo contaminado aunque su salud esté en peligro.

Contaminados están el aire, el agua (mares, ríos. aguas potables), la tierra, los alimentos, la ropa y el calzado, los muebles de casa, los vehículos, los productos de cuidado personal, todo. ¿Cómo podemos pues no sorprendemos de que la humanidad esté cada día más enferma? Todo este entorno de grave contaminación hace la tarea de recuperación (léase limpieza) de un enfermo bastante difícil, pues si quiere limpiar todo su entorno, deberá realizar un cambio de vida radical que incluya la alimentación, las costumbres y, a veces, hasta el ambiente de trabajo y la vivienda.

Casualmente el alcohol isopropílico en todas sus formas no es considerado oficialmente un cancerígeno. Por esto todos los productos que lo contienen lo especifican en sus etiquetas. Aprovecharemos esta situación para desechar o rechazar (o tirar a la basura, si ya están en casa) todos los productos que contengan este disolvente o alguno de la misma familia: alcohol propílico, alcohol isopropílico, propano!, isopropanol. y todo producto desconocido que contenga «...prop. ..» en su nombre.

La Dra. Clark insiste: «NO LOS ACEPTE, SI YA LOS TIENE EN CASA, TÍRELOS A LA BASURA, no los regale, (no le haga daño a nadie), ni tampoco los guarde en casa. Más vale tirar a la basura unos pocos dólares que jugarse la vida de un enfermo». Recuerde, dice, que el 100% de los enfermos de cáncer tienen ese disolvente en el cuerpo y en los órganos afectados. Las personas sanas no lo tienen. Muchos productos de cuidado personal contienen este disolvente: cosméticos, champús, sprays del pelo. Espumas, lociones, productos para afeitarse, enjuagues bucales, desodorantes, alcohol de desinfección, etc. Estos productos contienen altas concentraciones del disolvente porque forma parte de la fórmula misma, pero lo encontramos también en los alimentos empaquetados, embotellados, enlatados. Los alimentos están contaminados por disolventes a causa de los colorantes, aromatizantes y saborizantes artificiales. En los alimentos encontramos la llamada microcontaminación que además de los colorantes, aromatizantes y saborizantes proviene de los residuos de la esterilización de las máquinas procesadoras de los alimentos mismos.

Así las cosas, los encontramos en los corn-flakes (cereales para el desayuno) las bebidas embotelladas (también en las de mayor venta en el mundo), el café, los descafeinados, el azúcar blanco, los suplementos vitamínicos, los extractos de hierbas, los zumos de frutas, la leche, el agua embotellada «pura de manantial»... y toda una larga lista. Prescinda de todos los productos contaminados, sustitúyalos por marcas limpias, o busque una alternativa casera. Si no lo hace, su cuerpo no podrá curarse, y si está sano, lo más probable es que en un tiempo más o menos breve, enferme. La única forma de saber si los productos están contaminados es probándolos con el Sincrómetro. Este aparato le dará la respuesta exacta, aprenda a usarlo. La analítica convencional a veces no los podrá detectar.

Para explicar claramente el proceso de la curación es necesario hacer un ejemplo, siguiendo los pasos de la Dra. Clark.

Supongamos que se trate de un enfermo de pulmón: esta persona empezó hace seis días un tratamiento que incluía:

- 1 frasco de Black walnut tincture extra strength,

- 1 frasco de Wormwood en cápsulas,

- 1 frasco de Clove en cápsulas,

- 1 frasco de L-ornitina en cápsulas,

- 1 frasco de L-cisteína en cápsulas,

- 1 Zapper (aparato electrónico para hacer comentes),

- 1 Ozonizador (para preparar aceite ozonizado).

En este momento, a los seis días del inicio, el cáncer ha desaparecido pues se han eliminado parásitos, huevos, fases (los únicos que pueden quedar, están escondidos en los cálculos hepáticos y/o biliares), se ha eliminado del entorno todo lo que pueda contener alcohol isopropílico. Los marcadores tumorales GCH y OFT han desaparecido.

Se trata ahora de hacer desaparecer el o los tumores antes de tener que pasar por quirófano, y así recuperar totalmente la salud. Aquí están los pasos que la Dra. Clark recomienda al enfermo para conseguirlo:

1) Abandonar de manera decidida el uso del tabaco, directo e indirecto; alejarse de los lugares donde se fuma.

2) No beber, ni usar para cocinar, ni para lavar la ropa, ni para bañarse, agua que haya pasado por tuberías de cobre. Si toda la casa tiene tuberías de cobre, cámbielas por tuberías de PVC, y mientras el lampista hace el trabajo váyase de vacaciones a un hotel nuevo que tenga tuberías de PVC Existe en los Estados Unidos, un sistema que consiste en soplar en las tuberías metálicas resinas epóxicas que solucionan muy bien el problema y además eliminan la corrosión y obviamente el contacto del agua con el metal. El no usar agua con cobre elimina un factor causante de tumores. El cobre se ha encontrado presente en todos los casos de cáncer, incluyendo la leucemia, menos en la enfermedad de Hodgkin. Elimine el cobre de todo su entorno: tuberías, joyería, utensilios de cocina, prótesis dentales, etc.

3) Eliminar de la casa, (de la cocina, del cuarto de baño, del cuarto de trastos, del sótano), tirar o regalar, todo producto químico, incluyendo:

- latas de pintura, quitapinturas, disolventes, cera para pisos, limpiadores de alfombras, de muebles y de vidrios, esmaltes para uñas, quitaesmaltes, limpiadores de baldosas, quitamanchas y óxidos, (todos los envases llenos, medio llenos y. vacíos), detergentes. Todo, todo producto químico debe desaparecer. Lo único que puede quedar como producto de limpieza es vinagre blanco destilado, bórax y polvo de hornear (levadura para repostería). Elimine también todos los ambientadores y perfumes o lociones, colonias, jabones, sprays, productos para el afeitado, todo 1º que se puede oler.

4) Mande de vacaciones al perro o al gato, o los dos, a casa de un amigo y hágales seguir un tratamiento antiparasitario. Perros y gatos son portadores naturales de Áscaris, Toxoplasma, Toxocara, y algunos otros parásitos. Recordemos que los Áscaris pueden llegar fácilmente a los pulmones, y que el Toxoplasma produce en la mujer infertilidad, o incapacidad de llevar a cabo un embarazo, entre otras cosas.

5) Deshágase del secador del pelo y de la secadora de la ropa. Los dos desprenden amianto que va directamente a los pulmones. Las correas de transmisión de las secadoras de la ropa contienen amianto. No las use por ningún motivo. Analice la correa de su lavadora.

6) Haga examinar su casa para detectar infiltraciones de gas radón Si el análisis es positivo, haga sellar todas las cuarteaduras y grietas que pueda haber en el sótano, los pasos de tuberías de agua y desagüe y deje abiertas todo el año las aberturas de ventilación. Si nada de eso se puede hacer, cámbiese a una casa que no tenga infiltraciones de radón.

7) Elimine todas las posibles fuentes de formaldehído. Los paneles y los papeles que cubren sus paredes, las alfombras, menos las que se pueden lavar, los muebles acolchados, son fuente segura de formaldehído. También los colchones y las almohadas nuevos lo contienen. Cámbielos, no use ninguna prenda nueva sin antes haberla lavado. Si su habitación está sobre el garaje o frente a un parking, cámbiese de habitación.

8) Elimine toda posible fuente de arsénico. Todos los pesticidas (también los perfumados, o sobre todo los perfumados), venenos para hormigas, cucarachas, ratones, pulgón de las plantas, contienen o pueden contener arsénico. También la cola del papel de las paredes lo contiene. Tire los productos y mande quitar el papel mientras usted está fuera todo el día y la casa se ventila. Mande lavar las alfombras y asegúrese de que al terminar no les pongan ningún producto (aprestos, antipolillas, etc.). No compre nada nuevo, ni coche, ni ropa, nada.

9) La fibra de vidrio hace en los pulmones un efecto parecido al del amianto. El cuerpo la reconoce como dañina y la envuelve formando quistes: la mayor parte de los tumores analizados contienen amianto o fibra de vidrio. Hágala eliminar de su casa, tanto si está en las paredes como si está en el calentador de agua, o en el aparato o los conductos del aire acondicionado, o en el horno. Sustitúyala con un producto inocuo.

10) Si tiene calefacción y/o cocina de gas, haga revisar las eventuales fugas, pues los hidrocarburos contienen vanadio. Lo mejor sería cambiar todo el sistema sustituyéndolo por un equipo eléctrico.

Y lo mejor de todo sería que se fuera de vacaciones a un lugar donde no tenga todos estos problemas.

De todos modos, todos estos cambios se pueden realizar en una semana y no requieren una inversión muy elevada. Pero, su vida ¿no merece acaso una inversión elevada?

Un paciente de la Dra. Clark dijo una vez: ¡mejor vivo y pobre, que rico bajo tierra! El enfermo que hemos tomado como ejemplo empezará a notar mejoría cuando se dé cuenta de que el número de veces que tose durante el día va disminuyendo hasta que su tos se reduzca a cero. Si esto no sucede, quiere decir que algo ha fallado y que hay que revisar el programa otra vez punto por punto.

La sanación de los demás cánceres seguirá un proceso parecido a éste, sólo que adoptando medidas específicas relativas al tipo de cáncer que se haya manifestado. Recordemos que habíamos dicho:

El cuerpo tiende de forma natural a recuperar la salud si se eliminan todas las barreras que le impiden estar sano.

A manera de resumen podemos decir

1. Retire de su boca todo producto artificial

2. Aleje de su cuerpo todo producto no natural

3. Aparte de su dieta todo producto no natural

4. Aleje de su casa todo producto no natural

5. Aleje de su entorno todo producto no natural.

De esta manera recuperará la salud. Pero veamos uno por uno estos cinco pasos, pues cada uno merece un estudio aparte.

1) Retire de su boca todo producto artificial

Este párrafo está relacionado con la medicina dental y está dirigido tanto a los enfermos como a los dentistas, pero no a los dentistas convencionales que normalmente no están de acuerdo y/o no comprenden las soluciones que aquí expondremos, porque no se corresponden con lo que se les ha enseñado en la universidad, sino a los dentistas que han comprendido o toman en consideración la posibilidad de que sus prácticas médicas adoptadas hasta la fecha hayan sido erróneas o, cuando menos, no muy adecuadas, y están dispuestos a escuchar y aprender.

En esta parte del tratamiento la Dra. Clark ha tenido la asistencia técnica del Dr. Frank Jerome, médico dentista que ha estudiado a fondo los grandes problemas relacionados con la boca y para cada uno de ellos ha encontrado una solución natural. En su libro Tooth Truth, o sea «La verdad sobre los dientes» este doctor, haciéndose portavoz también de muchos otros como él, pone en tela de juicio la práctica de la medicina dental en toda su extensión, explicando punto por punto todos sus errores, y ofreciendo alternativas saludables y libres de riesgos.

Considerando la importancia vital que tiene la boca en la cura del cáncer, la Dra. Clark dedica mucha atención a este tema. El libro Tooth Truth, aunque haya sido escrito para el público norteamericano, se puede y debe aplicar en cualquier parte del globo, pues los dentistas y la medicina dental son similares, cuando no iguales, en todo el mundo. Ofrecemos aquí una síntesis de los puntos más importantes e indispensables para su aplicación en el tratamiento contra el cáncer:

- Según estudios hechos en Estados Unidos, al 25% de los norteamericanos al morir no les queda ni un solo diente de los 32 que les dio originalmente la naturaleza. Esta situación es fruto de 60-70 años de una estrecha colaboración paciente-dentista para ir destruyendo gradualmente una boca (el paciente, con los malos hábitos dietético-higiénicos, y el dentista con prácticas inadecuadas) que, si hubiese sido tratada correctamente, habría llegado al final del camino en condiciones mucho mejores.

- Además de las ocasiones concretas en que el médico dentista desconoce totalmente cuál es el trabajo que debería hacer en la boca, encontramos mucho más a menudo de lo que se podría esperar, decisiones dictadas no por la deontología médica, sino por los intereses personales del médico, apoyados por los intereses de los laboratorios.

- El mercurio, Hg, es un metal altamente tóxico, tanto en el organismo como fuera de él: no se entiende cómo agencias oficiales americanas como la ADA (American Dental Association) insistan, a pesar de las protestas y demostraciones científicas de estos hechos, en sostener que instalar mercurio en la boca del pueblo americano es una práctica correcta y beneficiosa para los receptores. Las leyes federales norteamericanas prohíben tirar los sobrantes de amalgamas y los empastes viejos sustituidos al basurero común, obligando al personal sanitario dental a tirar estos desechos en recipientes especiales para posteriormente tratarlos adecuadamente sin contaminar el entorno. Esto significa que no se debe contaminar el ambiente, pero el dentista puede contaminar la boca de sus pacientes. ¡Sin comentarios!

Por otra parte, opina el Dr. Jerome, es comprensible que la ADA promueva el uso de amalgama de mercurio en lugar del moderno «composite», pues la primera es mucho más fácil de instalar que el segundo. De esta manera se puede esconder fácilmente la ineptitud de varios miles de dentistas que, si son mediocres trabajando con amalgamas, menos aun podrían trabajar con el «composite».

Los empastes u obturaciones de amalgama de mercurio, que contienen mucho más que mercurio (50% de este metal, el resto metales varios todos altamente contaminantes), producen en el organismo los siguientes efectos:

- depresión;

- atacan el sistema nervioso, produciendo síntomas similares a la esclerosis múltiple; - aunque todavía no plenamente demostrado, parece que participan activamente en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer;

- afectan directamente al corazón;

- producen vasoconstricción y => aumento de la tensión arterial;

- producen insuficiencia renal;

- inhiben el sistema inmunológico;

- facilitan abortos espontáneos;

- reducen la fertilidad masculina;

- son teratógenos, produciendo: paladar hendido, espina bífida, parálisis cerebral;

- favorecen el fortalecimiento de las bacterias que se vuelven resistentes a los antibióticos;

- junto con otros metales, producen en la boca corrientes galvánicas que destruyen los dientes y afectan a otros órganos.

- atacan el cerebro produciendo síntomas como el de Alzheimer;

En la boca podemos encontrar, además de obturaciones de amalgama, coronas de varios metales y cerámica, puentes, esqueléticos, ganchos, refuerzos, postes, etc. A veces, debajo de una corona de oro, se pueden encontrar obturaciones o restos de obturaciones de mercurio. Oro y mercurio juntos forman una buena pila que produce corrientes galvánicas, que rápidamente harán morir el diente y además introducirán mercurio y otros metales directamente en el torrente sanguíneo.

Bajo una corona, sea del material que sea, nunca debe quedar ni la más pequeña partícula de empaste metálico. Al desaparecer el metal de la boca se observan mejoras espectaculares en la salud de los enfermos.

Las obturaciones de amalgama, además de mercurio y plata, llevan en su aleación también níquel, un metal carcinógeno. También las coronas contienen níquel en el 70% de los casos. Además del efecto antes mencionado, el níquel provoca una reacción de hipersensibilidad a ese metal, que se manifiesta en el 10% de hembras y 1% de varones y sus efectos son: depresión, cambios de personalidad, y problemas en el sistema urinario. Este metal debería ser eliminado de la práctica médica dental y también de los utensilios de cocina pues, de una forma o de otra, estos están introduciendo continuamente níquel en el organismo.

Además del daño causado en la boca y en el organismo por todo tipo de metales y prácticas médicas incorrectas, existe también la contaminación por bacterias que se alojan en los dientes tratados por el dentista, especialmente cuando hay coronas, postes o dientes «desvitalizados». Las bacterias se alojan en los microtúbulos que constituyen la dentina, en los cuales pueden entrar los fluidos corporales que alimentan las bacterias y derramarse las toxinas que éstas producen, pero no pueden entrar los leucocitos que las destruirían, porque son de mayor tamaño.

Un diente desvitalizado puede contener una cantidad de bacterias suficiente para desafiar el sistema inmunitario. Las toxinas, llamadas tio-éteres, son llevadas por el sistema inmunitario al hígado para ser eliminadas y este último se ve grandemente perjudicado. Estas toxinas pueden invadir al mismo tiempo riñones y nódulos linfáticos, áreas biológicamente debilitadas y áreas ya anteriormente inflamadas. De todos estos percances, ninguno será achacado al diente desvitalizado.

Es bien conocido el riesgo de morir que corren algunas personas por infección de las válvulas del corazón a consecuencia de las bacterias liberadas tras una limpieza de dientes. El problema más grave de todos es que la medicina considera el cuerpo humano como una máquina, y no es capaz de considerarlo como un conjunto de órganos profundamente interdependientes: los problemas de la boca son derivados al dentista, los del intestino al enterólogo, los del corazón al cardiólogo, y así adelante: si un diente está mal, lo quitamos y plantamos otro; ¿el corazón va mal? No hay problema, un by-pass o dos o tres lo arreglarán todo, y si no, un transplante. Etc.

Otro problema importante es el uso de aguas fluoradas. El flúor es un metaloide que produce muchos efectos dañinos en el cuerpo humano:

- es cancerígeno;

-debilita los huesos y favorece la fractura del cuello del fémur;

- produce fluorosis, debilitando y manchando los dientes.

Como conclusión de su estudio el Dr. Jerome apunta que lo más importante para tener un cuerpo sano es lo siguiente:

- evitar todo tipo de metal y de prácticas inadecuadas en la boca;

- evitar al máximo el consumo del azúcar blanco (en los Estados Unidos el consumo promedio aproximado por persona es de 175 gr/día, cuando se recomienda en términos científicos de no superar la cantidad de 6 gr/día. .0 sea que el americano promedio consume 28 veces más azúcar de lo recomendado, llegando así al porcentaje del 40% o más de obesos en ese país);4 pero no nos alegremos pensando que eso sucede en América, también aquí, en nuestra vieja Europa, el consumo de azúcar ha ido aumentando progresivamente más allá de toda lógica, y con el beneplácito y complicidad del gobierno que permite la publicidad engañosa, donde se hace creer que el azúcar es necesario para el crecimiento, y que «a quién le amarga un dulce»;

- evitar al máximo el consumo de alimentos refinados y precocinados;

- introducir en el cuerpo los nutrientes necesarios, incluyendo frutas y verduras frescas;

- considerando la calidad actual de frutas y verduras y la salud promedio de la gente, es razonable también tomar suplementos dietéticos de vitaminas y minerales, p.ej. tomar diariamente: 1-3 gr de Vit.C, 300 mg de magnesio, 15 mg de betacaroteno, complejo B, 1 gr de calcio, y además manganeso, cromo, selenio, cinc y fibra;

- limpiar perfectamente los dientes con bicarbonato, o con sal, en vez de pasta de dientes después de cada comida. Se puede también usar agua oxigenada si en la boca no hay ningún tipo de metal;

- evitar el hábito de fumar o masticar tabaco;

- reducir al máximo el consumo de alcohol;

- evitar accidentes laborales, deportivos etc. que afecten los dientes;

- hacer ejercicio, masticar bien los alimentos, (ejercicio de la boca);

- visitar periódicamente al dentista según lasalud de los dientes, y realizar todos los tratamientos correspondientes siguiendo la información que ofrece este libro;

- estar preparado psicológicamente para tener buena salud, tanto en la boca como en el cuerpo.

El Dr. Weston Price escribió hace varios años unos libros donde expónia el fruto de sus largos a1os de investigación sobre la salud de los dientes. Uno de estos libros es Nutrition and Physical Degeneration, donde explica la importancia y las consecuencias de una dieta rica en azúcar sobre la salud de los dientes y de todo el organismo en general.

El Dr. Price viajó mucho por el mundo buscando un soporte a sus teorías y en este libro que se menciona en la nota, demuestra la diferencia que se observa en niños polinesios, crecidos antes y después de introducir la dieta con azúcar y harinas blancas refinadas. Los primeros niños crecieron sanos con las características normales de su raza, mientras que los segundos presentaron problemas dentales, cráneos más estrechos con problemas de oclusión dental, dientes amontonados y torcidos.

Hasta aquí la información entresacada del libro Tooth Truth del Dr. Jerome.

La Dra. Clark recomienda para las obturaciones de los enfermos graves el uso de lo que ella llama ZOE, o sea Oxido de cinc + eugenol (Zinc Oxide + Eugenol). Este se aplicará después de haber adherido en la cavidad dental una base de solución pura de hidróxido de calcio Ca(OH)2. No es una solución muy duradera, como la amalgama o el composite, sin embargo no requiere el uso del taladro ni de anestesia, y el agujero no se hará cada vez más grande como sucede en la práctica normal.

2) Aleje de su cuerpo todo producto no natural

Si está usted muy enfermo, dice la Dra. Clark, debe tener extremo cuidado con todo, absolutamente todo, lo que usted pone sobre su cuerpo. Todo está contaminado y usted no puede permitirse en este momento de contaminarse más, pues de lo que se trata es precisamente lo contrario. Ya se han mencionado anteriormente varios productos, pero, dada Su importancia, los mencionaremos otra vez, añadiendo los que faltaban:

- abandonar radicalmente todo cosmético y producto corporal que esté usando ahora, pues contienen titanio, circonio, benzalconio, bismuto, antimonio, bario, estroncio, aluminio, estaño, cromo, benceno, PCB y colorantes.

- tampoco use acondicionadores, aceites, lociones, colonias, perfumes, desodorantes, enjuagues bucales, dentífricos, aunque sean a base de hierbas, «bio» o productos de salud provenientes de tiendas de dietética.

Desgraciadamente también los productos «naturales» están contaminados, sea por ignorancia o por mala fe. He aquí de qué manera algunos productos resultan contaminados:

- la piedra de alumbre: «desodorante-natural-sin- aluminio» no es otra cosa que silicato de magnesio-aluminio;

- tintes para el pelo: contienen plomo;

- pintalabios: contienen bario, aluminio, titanio y colorante azoico rojo;

- pastas de dientes: contienen benceno, estaño y estroncio;

- lacas para el pelo: contienen alcohol isopropílico y PCB;

- champús: contienen alcohol isopropílico;

- cigarrillos: contienen plomo, mercurio, níquel, benceno, el virus Mosaico del tabaco y aditivos especiales para darles «más sabor»;

- tabaco de masticar: contiene iterbio;

- marihuana: contiene benceno.

En el apéndice de este libro podrán encontrar recetas para hacer algunos productos alternativos:

- en lugar de jabón, si no quiere fabricarlo en casa, puede usar bórax, también para lavar el pelo;

- en lugar de pasta de dientes puede usar sal marina previamente disuelta en agua, o bicarbonato de sosa disuelto en agua, o agua oxigenada disuelta según indicaciones de la etiqueta. También los enjuagues bucales se pueden sustituir con agua salada o agua oxigenada;

- no use laca para el cabello, no use aceite para masaje, y tampoco aceite de oliva, si antes no lo ha verificado con el Sincrómetro;

- no use perfumes y colonias, ni lociones, ni lubricantes personales;

- es necesario eliminar drásticamente el benceno.

El benceno está directamente implicado en el SIDA y es talmente tóxico que su concentración está controlada en las gasolinas y en los líquidos para lavado en seco, para evitar su difusión en el aire. Imagínese qué sucede al introducirlo en el cuerpo. Los lubricantes provenientes del petróleo, léase benceno, están permitidos en la manipulación de alimentos. La cantidad de alimentos que se contaminan con benceno es impresionante, si se tiene en cuenta su toxicidad.5

Irónicamente, dice la Dra. Clark, la ley americana permite una contaminación de benceno en los alimentos no superior a 1 p.p.m. mientras que en el agua no debe superar 1 p.p.b. (una parte por billón) o sea 200 veces menos.

Está claro que la contaminación no debe ser superior a cero.

Ella misma ha encontrado benceno en todo alimento y producto de consumo humano que contenga colorantes, saborizantes, estabilizantes, acondicionantes, antiespumantes, protectores superficiales o conservantes. Con seguridad, comer un helado contaminado de benceno no hace daño, pero ingerir día tras día, toda la vida, alimentos contaminados, y usar productos contaminados, ciertamente hace un daño a veces irreparable, cuya manifestación más inmediata es un debilitamiento del sistema inmunitario a nivel mundial. Si el enfermo deja de usar e ingerir productos contaminados, en un tiempo aproximado de una semana su cuerpo se purifica de esa contaminación por sí mismo. TIRE TODOS LOS PRODUCTOS SOSPECHOSOS A LA BASURA, y haga sus propios productos siguiendo las recetas que encontrará en el apéndice.

Desgraciadamente, así como las aflatoxinas permiten la acumulación de alcohol isopropílico; el Zearalenone, otra micotoxina, permite la acumulación de benceno. Esta micotoxina se encuentra en las hojuelas de maíz, las palomitas de maíz, y el arroz integral. Ya no coma esos alimentos. El benceno se acumula en el timo y en la médula ósea y deprime el sistema inmunitario. Todos los enfermos de SIDA tienen una acumulación de benceno. La vitamina B2 convierte el benceno en fenol que luego se puede excretar con la orina. Si su recuento de leucocitos, dice la Dra. Clark, es inferior a 5000, tome 300 mg de vitamina B2 tres veces al día con los alimentos. Si ya tiene el SIDA, tome 600 mg tres veces al día con los alimentos.

No vaya a los gabinetes de bronceado, pues los rayos UVA destruyen la vitamina B2 aunque esté dentro del cuerpo.

No use suplementos dietéticos sin antes haberlos probado con el Sincrómetro. Muchos están contaminados. Busque hasta encontrar suplementos limpios. En el apéndice del libro The cure for all cancers, hay una lista de proveedores americanos de suplementos limpios. Muchos suplementos sirven para neutralizar el ácido malónico y familia, entre ellos los siguientes:


- Biotina

- Calcio

- Coenzima 010

- L-cisteína

- Acido fólico

- Ácido Glutámico

- Taurina

- Vit.B12

- Glutamina

- Glutatione

- Glicina

- Lecitina

- Metionina

- Acido Pantoténico

- Vit. B6

- Vit. C


Es inimaginable ver cómo hasta un desinfectante como el Lugol puede estar contaminado con alcohol isopropílico y otros productos. Prepárelo usted mismo en casa. El Lugol elimina rápidamente la Salmonella y la Shigella sólo en el estómago. El Black Walnut elimina la Salmonella, la Shigella y el Clostridium. Antes de consumir algún tipo y marca de suplemento, pruébelo con el Sincrómetro.

3) Aparte de su dieta todo producto no natural

Ya hemos mencionado en el párrafo anterior muchos productos que no deben ser ingeridos y que no deben ser aplicados sobre la piel. Los alimentos que se ingieren, después de ser digeridos, pasan a ser metabolizados por el organismo y los diferentes componentes irán a cumplir su función en las partes correspondientes del organismo.

Los productos de uso tópico que se ponen en las diferentes partes del cuerpo atraviesan con mayor o menor velocidad y eficacia la barrera de la piel y, vía circulación sanguínea y linfática, también llegan a los órganos que posteriormente enfermarán.

Lo esencial para conducir una vida sana es alimentarse y nutrirse siguiendo una dieta limpia, sana, equilibrada y variada. Decir limpia y sana equivale a decir una dieta libre de productos químicos y de ácido malónico y familia. No es fácil seguir este precepto, pues la mayoría de los alimentos están contaminados con productos químicos. Los alimentos elaborados están en su gran mayoría contaminados, los productos del campo... también.

La fruta y la verdura están contaminadas: con fertilizantes químicos, con pesticidas externos y sistémicos, conservantes, colorantes, radiaciones y productos para hacerlos parecer más frescos y quien sabe cuantas cosas más que no conocemos. Es difícil librarse de tanta contaminación, pero queda la posibilidad de encontrar productos ecológicos que, en cierto modo, garanticen la ausencia de química y de manipulación inadecuada.

Los productos «bio» en España, años atrás eran productos relativamente limpios. Ahora ya se ha vuelto una moda fraudulenta y cualquier fabricante sin escrúpulos le impone esa denominación a productos que contienen sabores, colores y procesos tan artificiales como cualquier otro. Lo mismo dígase de la denominación «natural».

Como la codicia humana no tiene límites y el poder del dinero lo corrompe todo, cabe la posibilidad de que pronto también la denominación «ecológico» se aplique a cualquier producto, obligando a los productores de alimentos que ahora se llaman ecológicos a buscar otra denominación que distinga lo bueno de lo dañino.

No debemos olvidar tampoco los productos del campo alterados genéticamente o «transgénicos». La «ciencia» se divierte a jugar contra la naturaleza, modificando lo que ésta ha establecido desde hace millones de años y de seguro, a corto o a largo plazo, pagaremos las consecuencias de estos actos que rozan la locura. Pero todo esto constituye un capítulo aparte, existe mucha bibliografía al respecto y, si el lector quiere saber más, deberá referirse a ésta.

Por lo que se refiere a los productos cárnicos y pescado, la situación no es mejor. El ganado para carne y lechero es sometido a un estrés, una alimentación, y un tratamiento farmacológico totalmente antinaturales. Las condiciones de vida de los animales han sido modificadas gradualmente, su salud, como la de los seres humanos, ha ido empeorando siguiendo la trayectoria de la pompa de jabón. Ahora la pompa de jabón ha explotado y ha aparecido la enfermedad de Creutzfeldt-Jacobs o encefalitis espongiforme. Se sacrifican miles de animales y se incineran: no son aptos para el consumo humano. ¿Qué estará pasando con la leche? Antes de que la «ciencia» se dé cuenta de que también la leche transmite la enfermedad a los humanos, ¿cuánto tiempo pasará?, ¿y si la ciencia se equivoca otra vez, como más de una vez ha sucedido?

Los peces también están contaminados, anteriormente por ignorancia, ahora por falta de responsabilidad. El único camino que nos queda es adquirir un Sincrómetro, aprender bien su uso mediante larga experiencia y testar cada alimento y producto para saber si es consumible o no.

Además de todo esto, recordemos que una treintena de productos del campo contienen ácido malónico como ya hemos visto anteriormente.

Los alimentos de origen animal no contienen ácido malónico ni ningún otro de la familia «M», menos la leche que contiene trazas y, por lo tanto, también todos los productos lácteos derivados. Estas pequeñas cantidades son fácilmente eliminables con la vitamina C. Preferiblemente habría que consumir leche fresca entera o con un mínimo del 2% de grasa, mejor la leche de cabra, esterilizada y sin aditivos (colorantes). Después de la esterilización, habría que desmalonizarla con vitamina C. Es siempre mejor hacer las pruebas con el Sincrómetro para formarse una pauta.

Dice la Dra. Clark: Permítale a su sistema Inmunitario que haga su trabajo, en vez de tenerlo ocupado limpiando todos los contaminantes que usted usa y come. Además insiste en una alimentación más natural: siempre productos frescos comprados al mercado, ningún alimento comprado ya preparado, ni embotellado, ni enlatado, nada de eso. Productos como salen del campo, sin irradiar, ni mejorar el color, ni recubrir, y tal como salen del animal, sin añadirles colorantes, conservantes, o saborizantes.

«No insistiré nunca demasiado», dice. »Hágase su propio pan, así no contendrá zearalenone que impide la metabolización del benceno, y no lo tueste, para evitar que se formen productos carcinógenos. La mantequilla y el queso deberían ser cocinados antes de ser consumidos; añádale sal a la mantequilla, así eliminará el Rhizobium leguminosarum. La carne debe siempre ser cocinada como si fuese carne de cerdo, es decir cocerla a fondo. De este modo se eliminarán todo tipo de parásitos, incluyendo los Esquistosomas. Deben ser eliminados antes de entrar en el cuerpo; después es más difícil y se causa perjuicio al organismo».

Las bebidas: puede tomar 6 tipos de bebidas:

- leche;

- agua;

- tisanas;

- zumos de frutas no malónicas;

- zumos de verduras no malónicas,

- otras bebidas hechas en casa.

La leche.

Preferiblemente entera o con un mínimo del 2% de materia grasa, en envase de vidrio o de plástico para evitar la contaminación. Beba 3 vasos al día, y, si es de cabra, mejor. Va bien también el yogur casero.

Habrá de esterilizarla (hervir con un pellizco de sal y así morirán la Sabnonella la Shigella, el Clostridium y el Rhizobium) y desmalonizarla con vitamina C.

Recuerde lo que dice Clark:

ESTERILICE, LA PASTEURIZACIÓN NO ES SUFICIENTE.

Las tisanas

Es preferible que las hierbas sean frescas o a granel, o sea compradas al herbolario. Si son bolsitas, corte la bolsita, saque la hierba y tire la bolsa a la basura porque está llena de contaminantes. Use un filtro de bambú o equivalente. Para endulzar, silo considera necesario, use miel o azúcar no refinado (es preferible el azúcar integral a granel).

Los zumos de frutas

Hágalos usted mismo, o que se los hagan en casa, por calidad, por higiene, y para saber que son realmente frescos. Puede hacer mezclas, poner limón y lo que le dicte su fantasía y buen gusto. Sobre todo lave bien las manos y la fruta antes de empezar.

Los zumos de verduras

Las verduras difíciles de lavar por su hoja ancha deben lavarse primero con agua. Póngalas, después en una bolsa de plástico y ozonícelas durante 20 minutos. Luego lávelas otra vez con agua donde habrá puesto una gota de Lugol y 1/2 cucharadita de levadura para dulces. Ahora ya puede extraer el jugo. Al principio tome 1/2 vaso al día y vaya aumentando la cantidad tal y como su estómago se lo permita.

Otras bebidas

Puede hacer tantas bebidas como su imaginación le dicte, a condición de usar siempre productos frescos, limpios, libres de ácido malónico y familia, y no previamente procesados en fábrica. En la duda verifique con el Sincrómetro su calidad.

Qué puede encontrar en las bebidas comerciales

- Acetona en las bebidas con gas

- Benceno en el agua y zumos de fruta embotellados

- Tetracloruro de carbono en el agua embotellada

- Decano en alimentos y bebidas «naturales»

- Hexano y Pentano en el café y los descafeinados

- Hexanodione Y otros en los alimentos con aromatizantes

- Cloruro de metileno en los zumos de frutas

- Alcohol isopropílico en el agua embotellada, los zumos de fruta, las bebidas embotelladas

- Tolueno y xileno en las bebidas con gas

- Tricloroetano en los alimentos aromatizados

- Alcohol metílico en las bebidas con gas, dietéticas, tés, agua, potitos.

y muchas más cosas.

En su libro la Dra. Clark expone también unas normas para cocinar alimentos, que todo enfermo de cáncer debería aplicar si quiere recuperar la salud. Las transcribimos resumidas, aunque dichas en pocas palabras sonarían así: «Cocine como cocinaban los antiguos».

Normas para aplicar en la cocina de un enfermo

- Cocine sus alimentos en vidrio, cerámica, metal esmaltado o utensilios para microondas,

- Tire o regale todo utensilio metálico, papel de aluminio, saleros con tapa metálica, cubiertos metálicos, etc.,

- Use sartenes de pirex o hierro esmaltado,

- Use cubertería de madera o de plástico,

- No use vasos de estireno o de uretano,

- No use el tostador de pan, pues además de formar benzopirenos, se contamina con tungsteno,

- No use papel de aluminio,

- No beba agua que ha pasado por un enfriador o fuentecilla,

- No caliente el agua en la cafetera o tetera metálica,

- No cocine con agua caliente del grifo,

- No use termos de plástico, contienen lantánidos; use termos con el interior de vidrio,

Todos los metales introducidos en el organismo refuerzan las bacterias y los hongos, y rompen las cadenas de ARN y ADN.

4) Aleje de su casa todo producto no natural

En pocas palabras, limpie su casa. Para limpiar la casa es necesario realizar 4 pasos importantes:

- Cambiar la nevera,

- limpiar el sótano si lo tiene,

- limpiar el garaje,

- limpiar todas y cada una de las habitaciones

Cambiar la nevera

La nevera es una fuente de contaminación, sobre todo si es vieja. Al no ser nueva puede tener o tiene fugas de freón cuyo olor, en cantidades muy pequeñas, es imperceptible. Todo tumor contiene altas concentraciones de freón. Por este motivo es necesario cambiar la nevera y buscar una que use otro tipo de gas refrigerante. Según parece el freón, que no es biodegradable, no daña directamente los órganos donde se acumula. Lo que sí hace, al acumularse en el órgano enfermo, es atraer otros contaminantes como el PCB y colorantes azoicos que son carcinógenos, y metales. La única forma de eliminar del cuerpo el freón es tratándolo con ozono. Habrá que beber 3 vasos de agua ozonizada al día durante la primera semana y 2 vasos al día durante otras 6 semanas, además de evitar nuevas contaminaciones con ese gas.

Si está muy enfermo deshágase de los acondicionadores de aire de casa y del coche y mande la nevera a la terraza. El freón de todo el cuerpo, al ser ozonizado, pasa al hígado. Es necesario ayudar el hígado a deshacerse del freón. Lo haremos con una serie de hierbas según la receta que se encuentra en el Apéndice del libro. Del hígado el freón pasará a los riñones, de donde lo desalojaremos con la receta de hierbas que aparece en el Apéndice. Todos los movimientos del freón por el cuerpo los podemos detectar por medio del Sincrómetro.

Tampoco es fácil eliminar el freón del cuerpo: la tarea durará por lo menos 8 semanas, más 1/2 año con 1/3 de la dosis.

Es difícil también librarse de la fibra de vidrio. Este material se utiliza como aislante en los conductos de aire acondicionado, como aislante de techos y pare des, de calentadores de agua, estufas, hornos y algunos otros aparatos. A veces se usa amianto que desarrolla las mismas funciones y se comporta en el organismo de la misma manera que la fibra de vidrio. Elimine drásticamente estas dos fuentes de contaminación, mucho más difíciles de eliminar del cuerpo que cualquier otra. El cuerpo, al detectar esos dos agentes extraños en su seno y al no poderlos eliminar, los envuelve formando quistes.

Limpiar el sótano

Si lo hay. Normalmente en el sótano se almacenan todos los productos que no queremos tener en casa: pinturas, disolventes, pesticidas, limpiadores, tanques de gasolina, ceras, neumáticos del coche y toda una serie de productos químicos. Todo esto debe desaparecer. Si tiene garaje, guárdelo allí o, en caso contrario, tírelo todo. Si hay fisuras y cuarteaduras en el suelo que separa la vivienda del garaje, séllelas con sellador negro para techos o con algún equivalente no tóxico. Selle también o haga sellar todos los pasos de tuberías a través de las paredes y techos.

Limpiar el garaje

Si el garaje está pegado a la casa, selle definitivamente la puerta de comunicación entre el mismo y la casa. Nunca use esa puerta, evite a toda costa que los gases que ahí se forman entren en casa. Si su ventana da justamente sobre la puerta del garaje en un edificio de apartamentos, cambie de casa.

Aleje de su casa todo producto no natural

Empiece por el dormitorio. Recoja todo lo que no es natural, como jabones, velas, limpiadores, ambientadores de enchufe, rotuladores, esmaltes y limpiadores de uñas, perfumes, desodorantes, sprays, talcos, y lléveselo todo al garaje.

Haga lo mismo con la cocina. Deje ahí solo el bórax y las botellas de vinagre blanco destilado y el bórax concentrado al 50% que ha preparado. Puede dejar también el jabón hecho en casa. Elimine todos los recipientes llenos y vacíos de insecticida, veneno para ratones, cucarachas y similares. Busque estos envases en todos los rincones y tírelos a la basura.

Limpie la cocina con vinagre y no tendrá hormigas. Ponga ácido bórico donde pueda haber cucarachas y otros insectos y éstos desaparecerán. Si vive en una casa con jardín, riegue 5 litros de vinagre cada metro y medio todo alrededor de la casa y no entrarán las hormigas.

Elimine del baño todo producto que tenga olor. El papel higiénico debe ser blanco y no perfumado. La persona de la familia que quiera fumar, secarse el pelo o pintarse las uñas, que lo haga fuera de casa.

Como se ha mencionado en un párrafo anterior, la casa no debe tener ni paneles, ni papel pintado en las paredes, ni camas ni almohadas nuevas, ni ropa nueva en el armario. Tome una cápsula de taurina y una de L-cisteína tres veces al día para desintoxicarse del formaldehído.

Puesto que todos los enfermos de cáncer tienen en el cuerpo altas concentraciones de cobre, repetimos: cambie la tubería de cobre por tubo de PVC. Este material plástico es un material tóxico, sin embargo después de tres semanas de uso el agua ya no estará contaminada.

Si el agua que usa proviene de un pozo, revise la bomba buscando contaminación de PCB y cambie la tubería metálica por PVC. Sustituya también la tubería del filtro de agua, si tiene, antes y después del filtro.

Frecuentemente también los filtros contaminan el agua. Verifíquelo con el Sincrómetro.

Preferiblemente cambie su calefacción al sistema eléctrico. Elimine el gas y el petróleo. Si no puede realizar todo esto cámbiese a casa de alguien que pueda hacerlo o ya lo haya hecho. O váyase a una casa de campo y si no, váyase a una tienda de campaña, pero antes límpiela bien.

5) Aleje de su entorno todo producto no natural

Si todavía trabaja y lo hace en una fábrica o lugar donde se manejan productos químicos o tóxicos (pinturas, disolventes, colores, imprentas, fibra de vidrio, amianto, hidrocarburos, alimentos empaquetados, productos farmacéuticos y otros tipos de productos antinaturales) DEJE EL TRABAJO o pida una excedencia larga para poderse curar y recuperar, o busque otro trabajo limpio, donde no haya contaminación.

Si debajo de su apartamento hay un parking y sus ventanas dan justo sobre la entrada o salida de éste, cambie de apartamento. En pocas palabras, aléjese de todo lo que es químico y sintético. Su vida está en juego.

Hasta ahora se han explicado los pasos que un enfermo debe seguir para recuperar la salud. Veamos esquemáticamente:

- ha seguido el programa antiparásitos; ya no tiene parásitos, ni Fasciolopsis, ni Áscaris ni Clostridium. Su tumor ya no es maligno.

- ha eliminado el alcohol isopropílico del cuerpo y su entorno. Su tumor puede empezar a reducirse.

- ha cambiado la tubería de cobre. Su cuerpo está empezando a limpiar se del cobre.

- ha limpiado la boca de todo tipo de metales y ha eliminado coronas, puentes, dientes muertos. Su organismo ya no se está envenenando.

- ha cambiado a una alimentación libre de ácido malónico y familia, libre de mohos y contaminantes químicos, y toma suplementos probados con el Sincrómetro. Ahora su dieta es limpia.

- ha eliminado la costumbre de aplicar al cuerpo productos químicos de cuidado personal. Su cuerpo está limpio por dentro y por fuera.

- ha limpiado a fondo su casa de todos los productos químicos que a las personas sanas no les hacen daño, pero a usted sí; también su casa está limpia.

- ha exiliado su nevera a la terraza o la ha sustituido por una sin freón.

- ha mandado sus mascotas de vacaciones.

- ha dejado su trabajo antiguo y el nuevo es sano y no contaminante. Su entorno laboral está limpio.

- ha aprendido a usar el Sincrómetro y todos los productos que usa son limpios,

- ha adquirido la costumbre de usar el Zapper todos los días.

Ahora, cuando vaya al médico, de seguro éste quedará sorprendido y cancelará la cirugía que había programado. Si el médico insistiera con la cirugía, aplácela un tiempo para darle al tumor la posibilidad de reducirse más y evitar así el quirófano, la quimioterapia y la radioterapia. Por este motivo mantenga siempre una higiene rigurosa para continuar limpio y no llenarse otra vez de parásitos y contaminantes. Continúe con el programa de mantenimiento, y barrido, use el Zapper todos los días y

«NO SE PONGA JAMÁS LOS DEDOS EN LA BOCA»

Recuerde que la infestación de parásitos puede venir de:

- la carne: puede contener huevos o fases (aunque no sea normal; sin embargo también el alimento del ganado para carne puede estar, y de hecho está, contaminado y el Fasciolopsis puede desarrollarse también en ellos), y si tenemos alcohol isopropílico en el cuerpo éstos se volverán a desarrollar y volveremos a empezar.

- la leche: puede contener huevos o fases. Hágala hervir con un pellizco de sal o cómprela esterilizada. La pasteurización no es suficiente. Desmalonice con vitamina C.

- la relación de pareja (sexual, beso, etc.) puede ser fuente de contagio, pues los huevecillos pasan a todos los fluidos corporales. Use protección o ponga a la pareja en el programa contra parásitos.

- las transfusiones de sangre pueden ser otra fuente de contagio. Use su propia sangre o una de una persona que haya llevado a cabo el programa de desparasitación y limpieza, o pruébela con el Sincrómetro o, finalmente, si todo esto no es posible, reinicie el tratamiento.

- la leche materna puede ser fuente de contaminación, tanto de parásitos como de contaminantes químicos.

- la saliva es otra fuente de contaminación.

- los animales domésticos pueden ser otra fuente. Si está enfermo, múdelos de vacaciones a casa de un amigo y al mismo tiempo hágalos desparasitar, ya sea con los mismos productos que ha usado usted o con otros.

Llegada a este punto, a la Dra. Clark, que ha estudiado todos estos procesos biológicos largos años, aún le quedan dudas, motivos e interrogantes por resolver.

A estas enfermedades aún les queda un halo de misterio, todavía guardan secretos por descubrir. Dice Clark: «Por suerte, no es indispensable dar respuesta a estas preguntas antes de que usted se cure del cáncer».


Los aparatos

EL SINCROMETRO®

Este aparato electrónico funciona sobre la base del principio de las biomediciones. Está constituido por dos módulos:

En el primer módulo a), hay dos placas metálicas: sobre una de éstas se ponen las muestras de parásitos o productos químicos o metales para «testar», y en la otra se ponen las diferentes muestras de órganos del cuerpo.

El segundo módulo b), es un procesador electrónico que analiza la información que recibe.

Cada ser viviente y no viviente emite una vibración con una frecuencia propia característica, constante e insustituible. El concepto sobre el cual se basa el funcionamiento del Sincrómetro lo explicaremos con un ejemplo.

Si analizamos una persona no infestada y en la máquina pongo por ejemplo una muestra del parásito X, la máquina no reaccionará porque las dos frecuencias emitidas por el parásito y la persona son diferentes. La respuesta será NO.

Al contrario, si la persona está infestada del parásito X, la máquina entrará en resonancia porque las dos frecuencias son iguales. La respuesta será sí. Si además, en la segunda placa de la máquina pongo una muestra de órgano, por ejemplo de hígado, la máquina entrará en resonancia si en el hígado de la persona que estamos examinando se encuentra el parásito X. Si el parásito no se encuentra en el hígado, la máquina no entrará en resonancia hasta que no pongamos en el plato la muestra del órgano donde realmente esté instalado el parásito en la persona analizada. De esto se desprenden dos características:

1) La máquina da una respuesta cualitativa y no cuantitativa, o sea la respuesta será sí o NO, y no podrá dar más datos (por ejemplo, la concentración de un determinado contaminante, etc.).

2) Con este aparato podremos saber si la persona analizada contiene parásitos, contaminantes químicos o metales pesados, y además en qué parte del cuerpo están localizados.

Para llevar a cabo estos análisis, la Dra. Clark dispone de más de 100 muestras de parásitos, virus, bacterias, hongos, además de decenas de contaminantes químicos, metales pesados y marcadores tumorales. Con el mismo Sincrómetro ella puede detectar en un enfermo la presencia de metales pesados, contaminantes, fibra de vidrio, amianto, PCB, formaldehído, lantánidos, marcadores tumorales, etc.

Cuando ella detecta en un enfermo la presencia de GCH (gonadotropina coriónica humana), considera que ese organismo se encuentra en estado precanceroso. Esto significa que si no se interviene pronto, por ejemplo con la terapia que ella misma recomienda, pasado un tiempo el Sincrómetro detectará OFT, que es un marcador tumoral. Si un enfermo tiene OFT, tiene cáncer.

Como podemos observar, en pocos minutos, con este sencillo aparato que puede costar unos pocos cientos de dólares, la Dra. Clárk nos puede decir si un enfermo tiene cáncer o no, si tiene SIDA o no, u otras enfermedades degenerativas.

El Sincrómetro está a la venta en los Estados Unidos, y para aprender a usarlo es necesario hacer un curso de algunas horas de duración. También en los Estados Unidos se venden en casas especializadas, muestras de contaminantes, marcadores tumorales, y preparaciones microscópicas de virus, bacterias, hongos, y parásitos varios, en fin, todo el instrumental necesario para llevar acabo estas pruebas.

Esta investigadora tenaz ha trabajado durante muchos años para llegar finalmente a descubrimientos sencillos, que ponen al investigador en condiciones de detectar rápidamente un cáncer, y ponen al enfermo en condiciones de curarse en pocas semanas y con una inversión económica ridícula en comparación con los costos que se manejan en la actualidad. Ha descubierto también que:

- los mohos (=> aflatoxinas y patulina) no le permiten al hígado metabolizar los disolventes químicos presentes en el organismo.

- los disolventes inducen los parásitos a invadir el cuerpo.

- los parásitos forman FCTs, Factores de Crecimiento Tumoral, y se genera el cáncer, o el SIDA, u otras enfermedades degenerativas.

- los varios metales reducen los niveles de glutatión, inhibiendo de esta manera la función del sistema inmunitario y permitiendo que las células tumorales crezcan sin control. Al mismo tiempo el ganado para carne y lechero también está siendo invadido por parásitos, lo que aumenta el riesgo de infestación humana.

Dice la Dra.. Clark: «No os fiéis de la información que divulgan las agencias del gobierno, y los fabricantes: verificad vosotros, mismos silos productos están libres de contaminantes».

El Zapper®

“To zap” en inglés significa: «tirotear», y realmente usando este aparato se llega a la eliminación de todo tipo de- invasores del cuerpo humano. Es un aparato electrónico que puede funcionar con una pila de 9 voltios o con un adaptador de corriente conectado a la línea. Es un generador de alta frecuencia y baja tensión, capaz de eliminar en breve tiempo todo invasor vivo del organismo.

También este aparato está en venta en los Estados Unidos en tiendas especializadas. Los datos de la corriente de salida son:

- Tensión: 7-8 volt

- Frecuencia: 20 - 40 Khz

- Amperaje: pocos miliamperes dependiendo de la resistencia de cada persona.

No tiene efectos secundarios comprobados, sin embargo:

«NO SE PUEDE USAR EN PERSONAS CON MARCAPASOS»

«NO SE PUEDE USAR EN MUJERES EMBARAZADAS»

No debe usarlo una persona con marcapasos porque la frecuencia del Zapper podría interferir con su funcionamiento e incluso, dañarlo.

Por lo que se refiere a su uso en mujeres embarazadas, no hay todavía suficiente experiencia directa en ese sentido, por lo tanto, en la duda, es mejor abstenerse.

El zapper se usa al mismo tiempo que se realiza el tratamiento de fitoterapia sugerido por la Dra. Clark. Esta es la única manera de deshacerse de todos los invasores. De hecho, el Zapper solo, no mata todos los parásitos, porque la corriente no alcanza a penetrar, por ejemplo en los cálculos, la masa fecal contenida en el intestino, en los testículos (interior), en los quistes, los huevos de Áscaris, Echinococcus, etc. Estas partes serán alcanzadas por las hierbas que forman parte del tratamiento.

Una sesión de «corrientes», realizada con el zapper consta de 3 tandas de 7 minutos cada una a intervalos de 20 a 30 minutos:

Primera tanda: 7minutos - mueren casi todos los parásitos, bacterias, virus etc., alcanzables en circulación.

20 - 30 mm.: descanso - las bacterias que parasitaban los parásitos «abandonan el barco», o sea salen del parásito muerto y entran en circulación en el cuerpo. Salen también los huevos de los Áscaris.

Segunda tanda: 7 minutos - mueren los huevos que han salido de los Áscaris, las bacterias que éstos portan, las bacterias que se habían liberado durante la primera tanda.

20 - 30 mm. :descanso- de las bacterias muertas salen los virus que parasitaban las bacterias.

Tercera tanda: 7 minutos: se eliminan los últimos supervivientes de las anteriores tandas.

Puede darse el caso de que todavía quede algún superviviente escondido en algún lugar del cuerpo donde las corrientes por algún motivo no han podido llegar. La acción del tratamiento de fitoterapia acompañada de repetidas sesiones de corrientes hará que el cuerpo quede finalmente libre de intrusos.

El Zapper es un aparato portátil y su funcionamiento es simple: consta de una caja que puede ser de diferentes tamaños según el fabricante; en la parte frontal tiene un interruptor de encendido-apagado, una luz roja que se enciende cuando está funcionando, y dos cable que terminan en dos caimanes; en cada uno de estos se conecta un segmento de tubo de cobre o electrodo. Cada uno de estos se envuelve con una servilleta de papel blanco, se moja posteriormente en agua filtrada para permitir el paso de la corriente sin contaminarse con el cobre. Se coge un tubo en cada mano y se enciende el aparato y se sigue el programa antes mencionado. Hay que tener cuidado de que no se toquen los dos electrodos cuando el aparato está encendido, para evitar dañarlo.

Aún así todavía quedan tres operaciones para llevar a cabo antes de estar completamente seguros:

- un barrido total, con aceite ozonizado + L-cisteína,

- una limpieza de riñón,

- una limpieza de hígado.

Barrido total

Ya hemos visto anteriormente que con:

- 3 cucharadas de aceite de oliva ozonizado y

- 2 cápsulas de 500 mg cada una 3 veces al día de L-cisteína

Se eliminan las larvas de parásitos como el Echinococcus, y los huevos de Áscaris escondidos. El aceite es fácil de ozonizar. Más adelante hablaremos del ozonizador.

La cisteína debe ser L-cisteína, o hidrocloruro de cisteína, o cisteína libre, que son la misma cosa. La D o DL-cisteína son productos de síntesis y no sirven. La L-cisteína es un aminoácido y, muy raramente; puede comportar algún efecto secundario menor; en este caso será necesario reducir la dosis. Puede también producir sensación de gran bienestar o de euforia; en este caso es posible aumentar la dosis hasta el doble.

La L-cisteína tiene también la propiedad de reducir los efectos de la radiación natural de la tierra y, además, es un buen quelante de metales pesados. Hablaremos más delante de la «quelación». De todos modos, aunque la L-cisteína produzca efectos secundarios favorables, no hay que abusar de ella y, después de tres semanas, hay que reducir la dosis a una cápsula al día.

Limpieza de riñón

Si tenemos en cuenta que estamos realizando una limpieza profunda del organismo, es lógico deducir que todos los tóxicos, parásitos y bacterias muertos deben ser excretados. El organismo tiene varias vías de excreción:

- los pulmones: respiración y desechos mucosos,

- los riñones: orina,

- el hígado-intestino: heces,

- la piel: sudor.

Lógicamente durante un tratamiento podemos asistir a crisis de curación cuyas manifestaciones variarán según el individuo bajo tratamiento. Por esto es necesario poner los riñones y el hígado en perfectas condiciones de excretar todos los elementos indeseables del organismo, y durante el tratamiento se realizará una limpieza profunda de riñón. Más adelante expondremos detalladamente esta limpieza.

Limpiar el hígado

El hígado es el laboratorio del cuerpo. Aquí se realizan un sinnúmero de actividades químicas y biológicas, como la transformación de glucosa en glucógeno y viceversa, la producción de sales biliares, la metabolización de productos químicos dañinos para el organismo, la eliminación de parásitos, bacterias, virus, hongos, etc., y muchas más. Todas estas operaciones el hígado las realiza cuando está sano, no sobrecargado, y limpio. No lo puede hacer cuando le estamos mandando continuamente «química dura» para metabolizar, excesos de alcohol, de grasas saturadas, y venenos varios. Poco a poco las vías internas se van obstruyendo de grasa, cálculos, tóxicos no metabolizables, (aflatoxinas, patulina, alcohol propílico), las células de Kupfer poco a poco se ven imposibilitadas de hacer su trabajo y el cuerpo enferma, porque todo lo que debía ser excretado se encuentra en circulación en el organismo: el laboratorio está desbordado.

Por eso, una vez terminado el tratamiento con fitoterapia, corrientes y limpieza de riñón, limpiaremos el hígado y finalmente empezaremos a recuperar la salud. Más adelante expondremos detalladamente la limpieza de hígado.

EL TRATAMIENTO

Remedios necesarios:

- 1 frasco de 30 ml de Black walnut tincture extra strength

- 1 frasco de cápsulas de 300 mg de Wormwood

- 1 frasco de cápsulas de 500 mg de Clove

- 1 frasco de cápsulas de 500 mg de ornitina

- 1 frasco de cápsulas de 500 mg de niacinamida

Ninguno de estos remedios tiene efectos secundarios peijudiciales ni interfiere con otros tratamientos del tipo que sean. Pruebe con el Sincrómetro para asegurarse de que las otras medicinas que está tomando no estén contaminadas. En caso de enfermos de cáncer alcohólicos existe en el mercado norteamericano tintura de Black walnut sin alcohol.

Si el alcohol le produce mareo, tome una cápsula de 500 mg de niacinamida.

El procedimiento para seguir el tratamiento está explicado con detalle más adelante.

Una vez terminado el tratamiento, y considerando que siempre estamos expuestos a la posibilidad de reinfección-reinfesta-ción, es necesario seguir un programa de mantenimiento.

EL OZONIZADOR

Es un aparato que produce ozono. Éste es un gas cuyas moléculas están compuestas por 3 átomos de oxígeno es decir 03. Es un gas muy oxidante y se diluye muy fácilmente en agua o aceite que, una vez ozonizados asumen características altamente esterilizantes.

El funcionamiento del aparato es sencillo: un pequeño compresor hace pasar una corriente de aire alrededor de una lámpara de rayos UV o bien en una cámara donde se producen chispas eléctricas. Esto hace que el oxígeno del aire se transforme en ozono, 03. A la salida del aparato el aire ozonizado pasa por una manguera y un difusor de madera c cerámica que, introducido en el agua o aceite contenidos en un vaso o recipiente apropiado, se ozonizan.

Bastan 20 minutos para ozonizar el agua, que se puede beber, o el aceite que se puede usar, por ejemplo, para aliñar ensaladas etc. Hay que recordar que la Dra. Clark usa el aceite ozonizado para eliminar los huevecillos de Áscaris y las larvas de Echinococcus; ésta es la única manera de eliminarlos ya que están protegidos por varias membranas donde la fitoterapia, aún en dosis masivas, no puede penetrar, y tampoco las corrientes del Zapper.

El aceite ozonizado tiene la gran ventaja de que no es necesario que los quistes de larvas se rompan para eliminar su contenido, ni es necesario que los huevos de Áscaris, con toda su carga de bacterias, salgan del parásito para ser eliminados.

El ozono penetra a través de todas las capas o membranas existentes y libera el organismo de la carga infectante.

La L-cisteína colabora en esta tarea, como ya habíamos visto anteriormente.

LA QUELACIÓN

Ya hemos visto cómo eliminar del organismo los parásitos de todo tipo, cómo eliminar bacterias, bongos, productos químicos tóxicos contaminantes. Nos falta ahora ver un factor importante, determinante en la formación y desarrollo de tumores: los productos químicos y los metales pesados.

Todo metal en estado inorgánico o metálico es dañino para el organismo, aún en pequeñas dosis. En realidad, lo que cuenta no es la magnitud de la dosis en sí, sino la repetición a lo largo de toda la vida de actos que van introduciendo en el cuerpo, día tras día, el metal inorgánico.

Casi siempre son microdosis, partes por millón, pero suministradas continuamente, sin parar. Al principio el cuerpo intenta librarse de estos productos y lo logra, no sin esfuerzo, pero poco a poco, tras, la continua ingesta y absorción por la piel, la cantidad acumulada va aumentando hasta que el organismo se declara incapaz de desarrollar esta tarea y enferma. Es necesario entonces intervenir para ayudarle a eliminar esos tóxicos.

La vía que propone la Dra. Clark es la desintoxicación, la no introducción de más metales en el cuerpo, y la quelación.6

Existen en la farmacopea muchos productos quelantes, una parte de éstos para administración endovenosa y otra parte para administración por vía oral o por la dieta.

En Estados Unidos existe un organismo, el ABCT (American Board of Chelation Therapy) y otro de nombre ACAM (American College of Advancement in Medicine). El primero prepara a los médicos y los autoriza a aplicar la terapia de quelación. El segundo es un colegio de médicos expertos en la aplicación de la terapia.

El ABCT define la terapia de la quelación como:

«Un tipo de terapia médica destinada a restablecer la homeostasis celular por medio de agentes que se combinan con los metales o agentes bio-inorgánicos. La correcta aplicación de este método requiere también conocimientos de nutrición y ejercicio corporal, además de experiencia en la implementación de cambios en la forma de vida».

El termino «quelación» viene dé la palabra griega «Khelé», que es el nombre de las tenazas que tienen algunos crustáceos en las extremidades de las dos patas delanteras. O sea que los agentes quelantes que se introducen en el organismo, atenazan los metales y los arrastran fuera del cuerpo vía emuntorios.

Según los médicos que aplican esta terapia, la vía endovenosa EV, es mucho más efectiva que la vía oral o dietética que está destinada a la prevención. Según estos médicos, la quelación oral no es un substituto de la quelación EV y requiere de un tiempo 8 veces mayor qué esta última para surtir el mismo efecto.

Inicialmente el método de la quelación se desarrolló para tratar la aterosclerosis y prevenir problemas cardiovasculares como la angina de pecho y el infarto agudo de miocardio. Ahora la Dra. Clark lo utiliza para eliminar del cuerpo concentraciones de metales pesados y otros metales.

Un estudio realizado entre 1981 y 1982 revela que en los Estados Unidos mueren cada año cerca de 200 niños por envenenamiento de plomo y 10.000 más sufren daños de varia magnitud por el mismo motivo. Como consecuencia de esta situación, han sido tratados más de 200.000 niños con el método de la quelación con EDTA, y los resultados han sido muy satisfactorios.

Como agentes quelantes hay muchos productos naturales y de síntesis. Describiremos los más comunes, aunque no todos sirven para la quelación de metales:

EDTA: ácido etilendiaminotetraacético. Quelante muy activo para plomo, calcio, cobre, cadmio, y no muy activo para mercurio.

DMPS: 2,3, dimercapto propano 1 sulfonato. Quelante de plomo y cadmio, es excelente para el mercurio.

DMS: 2,3, dimercapto succínido (ácido). Quelante del plomo.

Ajo: Quelante de plomo, mercurio y cadmio.

Vit.C: Quelante en general.

Aminoácidos: L-cisteína, L-ornitina, L-arginina: todos buenos quelantes de metales.

Como quelantes naturales del cuerpo tenemos: ácido láctico, ácido acético, cortisona, y adrenalina.

Como hemos dicho anteriormente, la quelación es una técnica que nació para otros fines, por lo tanto no existen suficientes estudios sobre la quelación de metales como la entiende la Dra. Clark. Por el momento será necesario seguir sus consejos, evitando introducir en el cuerpo más metales, seguir una dieta adecuada y usar los quelantes específicos que ya se conocen, esperando ulteriores desarrollos de la ciencia farmacológica.


El tratamiento para el cáncer avanzado

Toda la información que hemos expuesto hasta aquí se encuentra en el libro The Cure for All Cancers, de la Dra. Hulda R. Clark, publicado por primera vez en 1993, y en otros trabajos que están mencionados en la bibliografía.

Todo lo que hemos explicado se refiere a las primeras etapas de la enfermedad, en las que el médico convencional todavía no ha tirado la toalla, ya que cree que aún puede hacer algo por la vida del enfermo.

Seis años más tarde, en 1999, salió el segundo libro sobre el cáncer, una obra ambiciosa que habla de la cura de todos los cánceres en estado avanzado, titulado The Cure for All Advanced Cancers. En esta obra la autora, después de profundizar mucho más el estudio sobre el proceso de formación y evolución del cáncer a lo largo de varios años de investigación y de experiencias directas con pacientes, nos explica los resultados de sus trabajos.

Es un estudio concienzudo, donde se desmenuza en profundidad y se reconfirma la teoría expuesta en el primer libro, descubriendo datos y procesos que antes Clark no conocía, pero que de todos modos en nada varían el tratamiento necesario para curar la enfermedad. En este estudio se propone también un programa de veintiún días, especial para cánceres en un estadio avanzado, que ahora explicaremos, y que es aplicable también en los casos en que el médico haya pronosticado menos de seis meses de vida.

En estos casos las instrucciones para seguir el tratamiento deberán seguirse de forma mucho más estricta, digamos radical, en la medida en que el enfermo quiera y desee curarse y recuperarse.

La actuación deberá pues seguir las siguientes pautas:

1. Si hay dolor, en primer lugar tomar todas las medidas necesarias para eliminarlo;

2. Llevar a cabo un tratamiento en profundidad de los dientes y de las encías donde alguna vez hubo dientes;

3. Seguir una dieta apropiada y rigurosa para reducir el volumen del o de los tumores;

4. Tomar suplementos vitamínicos y minerales en cantidades importantes, y de acuerdo con la capacidad de aceptación del organismo.

1) Eliminación del dolor

Según Clark el dolor, en un enfermo de cáncer, está producido en parte por el tumor, por la presión que ejerce sobre los órganos que lo rodean, pero principalmente por la presencia de bacterias en la zona.

Las bacterias de la familia Streptococcus viven en nuestro cuerpo, aunque normalmente nos sintamos bien, agrupadas y formando colonias donde producen fenil. Este producto es metabolizado por el hígado, pero si por algún motivo el hígado no lo puede metabolizar, se acumula y produce dolor.

La presencia de Streptococcus en el organismo es el resultado de la presencia en el mismo de amianto, o de lantánidos, o sea que es el resultado de un sistema inmunitario deprimido.

Las cintas transportadoras para el procesamiento y el empaquetado de alimentos contienen amianto, y todos los alimentos manipulados de esta manera (también el azúcar) contienen amianto, ya que este con el roce mecánico va soltando diminutas partículas o agujas que se depositan sobre los alimentos transportados.

Cuando el amianto penetra en el cuerpo forma unas minúsculas torundas y en ese punto baja la inmunidad, permitiendo a las bacterias de agruparse y formar colonias.

Los lantánidos (también llamados tierras raras) se encuentran en los colorantes y pesticidas de las frutas (p.ej: el Fast Green, llamado también Food Green 3, que se usa para dar color a la fruta, y que penetra en profundidad en los frutos), en las tintas de imprenta, por consiguiente está en el aire en los lugares donde hay fotocopiadoras.

El parásito Hasstilesia tricolor, huésped habitual de los conejos, es fácilmente ingerido con los alimentos mal lavados, y es portador de Streptococcus, Clostridium, C-mycobacterium, Plasmodium malariae, y Besnoitia, estos dos últimos siendo protozoos.

También es portador del c-myc, un oncogen que podría provocar la división de las células.

Pero en los puntos donde hay dolor, el Sincrómetro detecta también otras bacterias, tales como la familia de las Shigellas, Salmonellas, E. Coli, Streptococcus aureus, Rhizobium, Lacto-bacillus, Streptomyces, Mycobacte-rium, Áscaris.

Para eliminar el dolor hay que eliminar las bacterias. Veamos cómo se puede hacer:

El primer grupo se elimina con:

- pimienta de Cayena: se empezará con una cápsula tres veces al día y se irá aumentando la dosis hasta llegar a 6 cápsulas al día por tres días seguidos;

- inositol: media cucharadita de té en un 1/4 de vaso de agua;

- aceite esencial de orégano: 3 gotas en una cápsula vacía, si no hay mucho dolor. Si el enfermo está tomando morfina, tomará 20 gotas tres veces al día;

- agua ozonizada.

Para el resto de bacterias la actuación tendrá que ser diferenciada, de acuerdo con las siguientes indicaciones:

- la Salmonella se eliminará con una solución de Lugol (ver en el último capítulo);

- la Shigella y la E. Coli se eliminarán con cápsulas de cúrcuma y de hinojo;

- el Streptococcus con aceite esencial de orégano, aplicación de corrientes con el Zapper, y el programa completo de Black Walnut, Wormwood y Clove;

- el Stafilococcus se eliminará llevando a cabo hasta el final el tratamiento de la boca.

También habrá que eliminar el fenol, y esto se conseguirá de la siguiente manera:

1. Inositol: tomar de 1 a 3 cucharaditas tres veces al día antes de las comidas;

2. Jugo de remolacha recién hecho con un poco de vinagre: 1 cucharada tres veces al día antes de cada comida

3. Rhodizonate: 133 mg tres veces al -día antes de cada comida (se puede comprar en México);

4. Óxido de magnesio: 1 cápsula de 300 mg tres veces al día antes de las comidas.

Si el enfermo está tomando morfina, tan pronto como pueda deberá pasarse a la codeína, y más adelante a los calmantes que no causan adicción. Podrá probar también otros remedios, como por ejemplo:

- compresas de aceite de ricino aplicadas sobre la parte dolorosa;

- aspirina junto con niacina;

- benzoquinona;

- plata coloidal;

- enemas de café.

Si el dolor se reduce y se va pero posteriormente reaparece, significa que la persona se ha vuelto a reinfectar de parásitos, y será necesario repetir toda la operación desde el principio.

También puede manifestarse el dolor por la presencia de cálculos en la vesícula biliar y en el hígado, que están llenos de bacterias y/o virus. Habrá que hacer varias limpiezas de hígado, siguiendo la receta estándar pero utilizando aceite ozonizado en lugar de aceite normal, una cada 3 ó 4 días, y siguiendo las instrucciones que se dan en el último capítulo.

2) Revisar los dientes

Es importante revisar bien el estado de la boca. Esto abarca los dientes, las encías, y el hueso de las dos mandíbulas, para ver si no han quedado fragmentos de diente o cavitaciones, como consecuencia de extracciones anteriores, y estudiar los dientes que quedan.

Para ello es necesario hacer una ortopantomografía, posiblemente digital, y estudiarla minuciosamente. De esta manera se podrán encontrar fragmentos de dientes, cavitaciones, restos o fragmentos de obturaciones, hueso esponjoso, bolsas de infección.

Habrá que acudir al dentista y estudiar con él la radiografía. Los dientes canalizados, muertos, con coronas, o con bolsas de infección, deberán ser extraídos. Las cavitaciones deberán ser operadas nuevamente para limpiar el hueso y eliminar la fuente de infección, de manera que pueda formarse hueso nuevo sólido, que rellenará la cavitación. Todas las obturaciones deberán desaparecer de la boca, también las de plástico, aún las más pequeñas.

Hay que tener presente que, si se trata de un enfermo terminal y quiere salvar la vida, en la boca deberán quedar solamente dientes absolutamente sanos. Todo lo demás deberá ser extraído.

Al acudir al dentista .es aconsejable llevar su propio antiséptico. Hay de tres tipos, y en orden de preferencia son:

- lejía sanitaria; 6

- Lugol;

- plata coloidal.

Para uso interno la lejía deberá ser diluida al 5%. Se diluirá una cucharadita de té de lejía (5 ml.) en medio litro de agua, y se usará para enjuagar la boca antes y después del tratamiento del dentista. NO hay que ingerir esta solución.

En alternativa, se diluirán 6 gotas de Lugol en medio vaso de agua, o bien se usará plata colóidal7 en una concentración de 10 ppm, que deberá preparar el enfermo (en Estados Unidos se vende un aparatito para hacer la plata coloidal), y que utilizará a razón de dos cucharaditas en medio vaso de agua para hacer enjuagues.

Cuando el dentista practica una extracción, después debería limpiar el hueco aplicando la técnica Huggins, o sea eliminar todos los restos con instrumental especial.

Si las encías tienen un color grisáceo por los efectos del mercurio, el dentista deberá aplicar la técnica Arichega (del nombre del dentista mejicano que la desarrolló, Benjamín Arichega), que consiste en cortar una tira de 6 mm de tejido sobre el borde de la encía, y aprovechar para limpiar el hueso, si hay cavitaciones antiguas y suturas. En pocos días la encía estará restablecida y limpia.

De esta manera se eliminarán de la boca restos de metales y productos tóxicos, además de Clostridium y Stafilococcus NO se ponga los dedos en la boca. La higiene que se observe el primer, día es importante para el resultado final del tratamiento.

El primer día no habrá que comer nada. El segundo día se beberán sólo líquidos, y al tercer día se podrán tomar alimentos sólidos licuados. Habrá que usar con regularidad los antisépticos mencionados, con la ducha dental, el cepillo, y los enjuagues.

Si es necesario hacer una dentadura postiza, deberá ser de metil-metacrilato y poliuretano, que es el material más seguro, y puede terminar el endurecimiento en casa, aunque tenga colorante rosa (ver el último capítulo).

3) La dieta para la reducción de 1os tumores.

Llegados a este punto, es más importante para el enfermo reducir el tamaño de los tumores que seguir una dieta nutritiva. Para reducir los tumores habrá que hacer lo siguiente, tal como hemos visto con anterioridad:

1. eliminar los alimentos que contengan ácido malónico;

2. eliminar los alimentos que contengan metales y colorantes carcinogénicos, alcohol isopropílico, benceno, amianto, y ácido acrílico (proviene del aceite recalentado, de los dientes de plástico, y de las larvas de Áscaris);

3. limpiar el organismo de bacterias y huevos de parásitos;

4. eliminar los alimentos que contengan mohos (aunque no se puedan ver a simple vista).

Ya hemos visto con anterioridad todos los efectos destructivos para el organismo del ácido malónico y familia. Son cerca de 59 efectos diferentes que causan un perjuicio importante en el cuerpo.

El enfermo de cáncer debe evitar absolutamente todos los alimentos que puedan contener ácido malónico y familia. Ya hemos visto con anterioridad una lista de los alimentos que hay que eliminar, y no hace falta repetirla. El enfermo deberá atenerse rigurosamente a los alimentos permitidos.

Deberá evitar drásticamente todos los alimentos que contengan colorantes artificiales. Estos son: el amarillo mantequilla - DAB - (4-dimetil-aminoazo- benceno), Sudan Negro B, Fast Green, Sudan IV (Scarlet Red). Estos se encuentran en gelatinas, caramelos, refrescos, leche, productos lácteos, tintes para el pelo, y un largo etcétera.

Evitar introducir en el organismo metales carcinogénicos. Para conseguirlo, deberá:

- cocinar en cazuelas de cerámica o vidrio (pyrex);

- cambiar la tubería del agua, ya sea de cobre o de cualquier otro metal, y substituirla por tubería de plástico;

- cambiar la montura metálica de las gafas por una montura de plástico;

- eliminar la joyería y relojes metálicos, y cualquier metal que esté en contacto con la piel;

- eliminar todo el metal de la boca.

Y, aunque lo hayamos dicho ya muchas veces, vamos a repetirlo: hay que evitar introducir en el organismo el alcohol isopropílico. Hay que evitar con todas las fuerzas el amianto.

Para cocinar se usará exclusivamente aceite de oliva, y no se recalentará. No se comerán alimentos con mohos (recordemos que contienen Aflatoxina B, Patulina, y Zearalenone).

Habrá que cuidar al máximo de no introducir en el cuerpo ningún tipo de suciedad visible o invisible.

Los alimentos Kosher (los que consumen los judíos ortodoxos) han demostrado ser mucho más fiables que todo el resto, por lo menos en los Estados Unidos, por consiguiente podría ser una buena alternativa a los alimentos convencionales.

Se limpiará la casa de contaminantes, como hemos descrito en un capítulo anterior. No se usará ropa nueva sin haberla lavado a fondo, contiene tintes y aprestos, los mismos que hemos visto antes (DAB y Sudan). En el lavado de la ropa, una vez separada la ropa blanca de la de color, habrá que añadir una pequeña cantidad de lejía para desinfección, si ésta lo admite, en caso contrario habrá que evitar ponerse esa ropa hasta que se haya recuperado la salud.

Si el pelo está teñido, habrá que mojarlo con lejía dental (en Estados Unidos existe una lejía de «grado alimentario»), y enjuagarlo después de 5 minutos. Lo mismo habrá que hacer con las pelucas o postizos, si se usan.

La Dra. Clark le da mucha más importancia a lo que hay que eliminar del cuerpo que a lo que hay que tomar, porque antes de poner en marcha un tratamiento hay que poner el cuerpo en condiciones de funcionar medianamente bien, devolviéndole su capacidad inmunitaria y restableciendo el metabolismo, y esto sólo se puede hacer si se elimina todo lo que está perjudicando la salud.

Es cierto, dice, que también hay que tomar remedios para poner el cuerpo en condiciones de recuperarse, pero todo el resto que hay que tomar es para llegar a tener nuevamente una vida plena hasta edad avanzada (no sólo los clásicos 5 años de sobrevivir a la enfermedad).

Los remedios que el enfermo ha de tomar son Suplementos.

Es necesario que el enfermo de cáncer, y en especial si es terminal, o sea que le han pronosticado menos de seis meses de vida, tenga extremo cuidado con los suplementos que ingiere, pues es muy fácil que estos estén contaminados precisamente con las sustancias que queremos eliminar del cuerpo, tales como:

colorantes, aromatizantes, sabores artificiales, excipientes, antihumidificantes, gelificantes, lubricantes, esterilizantes, se-lladores.

Repetimos: hay que testar o hacer testar todo lo que se vaya a tomar con el Sincrómetro, o hacerlo testar en un laboratorio.

«LOS SUPLEMENTOS NO TESTADOS ESTÁN PROHIBIDOS PARA LOS ENFERMOS DE CÁNCER»

A continuación damos una lista de suplementos: 8

Compuestos que proporcionan azufre (para eliminar los metales pesados):


- glutatione

- metiomna

- cisteína

- ácido pantoténico (bajo forma de pantotenato de calcio)

- taurina

- vitamina B1

- ácido tióctico (o lipoico)


Expansores del ciclo de síntesis de la urea (para eliminar el amoníaco):


-ornitina

-arginina


Ayudas para la respiración:


- tiroxina

- biotina

- niacina

- vitamina B2

- niacinaimida

- coenzima Q10

- ácido tióctico

- gluconato de potasio


Oxidantes (para eliminar las toxinas bacterianas e industriales):


- inositol

- solución de yodo de Lugol

- aceite ozonizado

- agua ozonizada

- Rhodizonate, sodio o potasio (de venta en México)

- benzoquinona (sólo para tratamientos clínicos)


Reductores (eliminación de toxinas):


- cisteína

- glutatione

- vitamina C (ácido L-ascórbico solamente)


Co-factores enzimáticos (para reparar el metabolismo):


- vitamina A y beta-caroteno

- vitamina B6

- vitamina B12 y ácido fólico

- vitamina B1

- vitamina B2


Donantes del grupo del metilo (para reparar el metabolismo):


- metionina

- glicina

- hidrocloruro de betaína (para eliminar los Clostridium)


Minerales principales (para reparar el metabolismo):

- calcio (bajo forma de carbonato cálcico en polvo)

- magnesio (bajo forma de óxido de magnesio en polvo)

- potasio (bajo forma de gluconato de potasio)

Minerales traza (para reparar el metabolismo):

- boro

- manganeso (sólo bajo forma de complejo de levaduras)

- selenio (bajo forma de selenita de sodio y coco) germanio (sólo bajo forma de hierbas)

Desintoxicantes (eliminar productos químicos perjudiciales):


- glutatione (reducido)

- glicina

- L-cisteína

- ácido D-glucurnico

- ácido L-ascórbico (vitamina C)

- taurina

- vitamina B2

- coenzima Q10

- magnesio

- dimetilsulfóxido (DMSO)


Inhibidores de la RNAsa (eliminar la RNAsa):


- aceite de coco

- cartílago de tiburón

- caldo de pollo

- remolacha roja cruda


Inmunoestimulantes (eliminar los bloqueos inmunitarios):


- raíz de hydrangea

- papaína

- un imán muy flojo

- bromelaína

- metil-sulfonil-metano (MSM)


Para digerir los tumores


- pancreatina

- lipasa

- rábano picante preparado (peroxidasa y catalasa)


Varios


- ácido hidroclorhídrico

- fosfato de inositol

- un imán fuerte

- aceite de orégano

- aceite de Gaultheria, crudo (no destilado ni sintético)

- aminoácidos esenciales

- aminoácidos no esenciales

- EDTA

- vitamina D3


A continuación expondremos día a día el programa de 21 días para enfermos de cáncer, aunque sean terminales, tal y como lo presenta la Dra. CIark. A este propósito, ella dice que este programa es sólo para enfermos de cáncer y de ninguna otra enfermedad, y además dice también que no se ha de alargar más de los 21 días indicados, puesto que no hay estudios suficientes en este sentido.

Programa de 21 días para la cara del cáncer

El programa tiene un inicio moderado que va aumentando progresivamente, de manera que al final de la primera semana el enfermo ya estará tomando la totalidad de los remedios, el organismo estará relativamente limpio de toxinas y empezará el drenaje del tumor. Terminada la segunda semana se vuelve a llevar a cabo una limpieza del organismo para ponerlo en condiciones de iniciar la reducción del tumor. En el caso de que se trate de un tumor visible o que se pueda palpar, se utilizarán también productos de uso tópico.

Día 1

Se matarán todos los parásitos de una vez. Para ello habrá que tomar:

- 2 cucharaditas de postre de tintura de nogal extra fuerte;

- 9 cápsulas de 500 mg de clavo;

- 9 cápsulas de 200/300 mg de artemisia.

Se tomará la tintura mezclada con agua o con zumo de frutas, inmediatamente después de prepararla (una vez preparada pierde rápidamente su efectividad) y a pequeños sorbos. Las cápsulas se tomarán después o incluso más tarde durante el día, de una en una. Si el cáncer fuera de estómago o de hígado, quizá la tintura sea demasiado fuerte. En la lista de proveedores hay nombres de fabricantes de cápsulas de nogal en polvo.

Unas horas más tarde habrá que dar un repaso para eliminar los parásitos y. los virus que no han muerto con la tintura. Para ello se tomará:

- 2 cápsulas de 500 mg de L-cisteína dos veces en media hora. Se aconseja no conducir despuás de tomar este remedio, y demantenerse sentados para evitar mareos;

- poner 4 gotas de HC1 (5%) en una taza de aceite de oliva. Se ozoniza durante 25 minutos y se guarda en la nevera con el recipiente bien tapado. Si se ha de conservar varios días es mejor ponerlo en el congelador. Se toma una cucharada sopera por lo menos 5 horas después de la L-cisteína, no antes. Se puede mezclar con patatas chafadas u otro alimento para que sea más fácil de tomar. Si queda poco tiempo antes de la operación prevista se puede aumentar la cantidad de tintura hasta 10 cucharaditas, tomadas ya sea todas juntas o en tandas de dos a lo largo de media hora, pero las cápsulas de clavo y artemisia no se aumentarán.

- se harán las corrientes con el Zapper cada día, siguiendo las instrucciones que hemos dado en otra parte del libro.

- se iniciará el trabajo dental. Si el tiempo disponible es breve pero el enfermo puede estar sentado en una silla, deberá acudir al dentista y hacerse extraer de una vez todos los dientes que lleven empastes de amalgama o de plástico, no hay tiempo para ir limpiando minuciosamente cada diente. También se limpiarán todas las canalizaciones visibles a los rayos X. Si hace falta se hace con anestesia general, y si el número de glóbulos rojos fuera de 3,2 o menos, será conveniente recibir antes una transfusión de sangre. Si el tiempo disponible fuera mayor, entonces el trabajo de la boca podría hacerse de manera más progresiva;

- el enfermo habrá de ser muy cuidadoso con los remedios que toma, y actuar sobre el principio de que todos están contaminados, por consiguiente deberá testarnos todos;

- iniciará la dieta para la reducción del tumor, escogiendo alimentos libres de malonato, y eliminando el amianto, los colorantes, los lantánidos, lavando los alimentos en agua caliente por dos veces separadas 10 minutos la una de la otra;

- se desprenderá de todos los productos de aseo personal y seguirá las recetas contenidas en The Cure for ah Advanced Cancers;

- empezará a tomar 2 cápsulas de 500 mg de glutatione tres veces al día antes de las comidas, siendo la última toma por la tarde para evitar tener demasiada energía por la noche. Si el enfermo está en cama, doblará la dosis, y si le quedan muy pocos días tomará 30 cápsulas al día, todas de una vez mezcladas con miel. Si le produjeran diarrea, las tomará en varias dosis con los alimentos;

- iniciará el tratamiento con Lugol, 6 gotas en medio vaso de agua tres veces al día después de cada comida;

- iniciará el tratamiento con tirosina: un grano (aproximadamente equivalente a 50 mgr) por la mañana al levantarse el primer día, y dos granos (equivalente más o menos a 100 mgr) los días siguientes;

- solicite un análisis de sangre (SMAC 24, que incluya la prueba del hierro sérico) y un TAC;

- Se tomarán a 5 horas de distancia de la cisteína, el glutatione y la vitamina C, se pondrá en marcha la limpieza de riñón con las raíces de la receta; (ver Recetas);

- Se hará lo propio con la limpieza de hígado (ver Hierbas para el hígado en las Recetas).

Día 2

El contenido de las cápsulas de suplementos se puede vaciar y mezclar, para que sea más fácil de tomar. Si tienen mal sabor se aromatizarán, se pueden utilizar las cápsulas de suplementos que también son especias para aromatizar los otros. Es importante no sentir rechazo hacia los suplementos.

- se iniciará la toma de la limpieza de riñón (1 taza y 1/2 al día) y de las hierbas para el hígado (2 tazas al día). Al momento de beber se añadirán 2 gotas de ácido clorhídrico en cada taza;

- 10 cápsulas de 400 mg de coenzima Q10 se tomarán por la mañana al levantarse, ya sea antes o después de la pastilla de tirosina. Esta dosis se repetirá el día 7 hasta el día 14, y otra vez el día 19. Los demás días sólo se tomará una cápsula. Esto servirá para eliminar los colorantes azoicos acumulados en el bazo y en la grasa corporal, en especial Sudan IV, DAB, y Sudan Black B. Se tomarán a 5 horas de distancia de la cisteína, el glutatione y la vitamina C;

- se iniciará con la vitamina B2 y el magnesio, 2 cápsulas de 300 mg cada una de vit. B2 y 1 cápsula de 300 mg de óxido de magnesio tres veces al día, para destruir el benceno y el fenol acumulados en el bazo y en la grasa corporal, además de los colorantes azoicos;

- 3 cápsulas de 300 mg tres veces al día de clorhidrato de betaína con las comidas, para matar los Clostridium del colon;

- se iniciará la toma de la vitamina B12, dos cápsulas de 1000 mg tres veces al día con las comidas. Esta hace abrir los huevos de Áscaris, y se tomará sólo si con anterioridad se ha tomado cisteína y aceite ozonizado, se han hecho las corrientes y se está añadiendo HCI en todos los alimentos. En caso contrario habrá que aplazar la vit. B12;

- 2 gr. de vitamina C tres veces al día, pero se puede aumentar la dosis;

- medio litro de caldo de pollo cada día alternándolo con 2 6 más cucharadas de cartílago de tiburón al día (en ambos casos se añadirán 2 gotas de ácido clorhídrico);

- iniciar con la bromelaína o la papaína, 4 cápsulas de 1000 mg dos veces al día lejos de las comidas. Si la persona está muy enferma puede tomar ambos productos. Estos ayudarán a recuperar la inmunidad, digiriendo y eliminando el recubrimiento de ferritina de los glóbulos blancos.

- tomar 6 cápsulas de cúrcuma y 6 de hinojo tres veces al día, se tomarán con medio vaso de agua esterilizada con 2 gotas HC1;

- si el tumor se puede ver o palpar, se aplicará un producto de uso tópico (ver en Recetas).

Mientras, probablemente habrán llegado los resultados del análisis de sangre: el enfermo deberá estudiarlos y ver qué valores están demasiado altos o demasiado bajos, y tomar las medidas correspondientes.

Día 3

- iniciará con 25 mg al día de ácido fólico (es decir 25 cápsulas de 1 mg). Servirá para encoger o reducir los tumores y regenerar el tejido circunstante, y el cuerpo escogerá qué células va a destruir. En el caso de iniciar con el ácido fólico, habrá de interrumpir la quimioterapia con compuestos anti-folatos;

- 2 cucharadas soperas de jugo crudo de remolacha antes de las comidas, al que se añadirá 1 cucharadita de vinagre. Esto reducirá la formación de fenoles durante la digestión;

- 1 pellizco de niacina 3 veces al día junto con las comidas (si se toma demasiada el resultado será de una sensación de sofoco con picor seguida luego de escalofríos. Puede durar unos 20 minutos y no tiene mayor complicación);

- vitamina A en forma de tabletas o de líquido. Se tomarán 100.000 UI diarias, lo que causará una ligera hipervitaminosis A durante las 3 semanas, aunque vaya acompañada de vitamina E. Podrán aparecer sarpullidos, dolor de cabeza, picores, descamación y caída de varios defectos cutáneos, como las verrugas. Si esto sucede, descansará tres días y volverá a empezar. De ninguna manera se superará la dosis o el tiempo indicado sin supervisión médica;

- 100 UI de vitamina E, si no está incluida con la vitamina A;

- se iniciará la toma de raíz de Hydrangea, 1 cucharadita dos veces al día para tener germanio de buena calidad;

- medir la producción diaria de orina, que deberá alcanzar un mínimo de 2 litros y medio, en caso de no ser así habrá que aumentar la ingestión de líquidos. Se necesita producir mucha orina para eliminar el amianto y el freón. También habrá que controlar el pH de la orina cada mañana, y hacer anotaciones;

- iniciar los enemas diarios, alternando el Lugol y la tintura de nogal extra fuerte, si hay dolor se usarán enemas de café solamente. Servirán para ir reduciendo el nivel de las bacterias en el intestino y se hará uno al día con medio litro de líquido (ver Recetas). Si la persona está muy enferma se harán dos al día.

Día4

- tomar 500 mg de calcio cada día con una bebida ácida (las bebidas ya están acidificadas con vitamina C, vinagre, o ácido clorhídrico). Si el valor en sangre es más de 9,6 no se tomarán suplementos de calcio;

- tomar 2 cápsulas de 500 mg de metionina tres veces al día;

- tomar 4 cápsulas de 800 mg cada una de metilsulfonilmetano (MSM) dos veces al día para convertir el germanio y el hierro férrico malos en germanio y hierro ferroso buenos;

- beber 2 vasos diarios de agua ozonizada, servirá para eliminar metales pesados que se movilizarán en los tejidos y la grasa corporal, y matar los Streptococcus. También elimina el ácido acrílico y la acroleína;

- tomar tres veces al día 500 mg de vitamina Bi (si el apetito es bueno tomar sólo 1 vez al día); tomar 2 veces al día 250 mg de vitamina B6;

- tomar media cucharadita de gluconato potásico tres veces al día hasta que el nivel de potasio de la sangre llegue a 4,7. Se utilizará pulverizado sobre los alimentos cómo si fuera sal.

Día 5

- 2 cápsulas de arginina de 500 mg 3 veces al día;

- 2 cápsulas de inositol de 500 mg 3 veces al día;

- 2 cápsulas de ornitina de 500 mg 3 veces al día;

- 1 cucharadita de ácido glutámico 3 veces al día. En el caso de cáncer de hígado la cucharadita deberá estar bien llena;

- si el primer análisis de sangre realizado dio resultados críticos, a los cinco días habrá que repetirlo, si no fue tan malo será suficiente repetir diez días más tarde, y si los resultados iniciales fueron buenos será suficiente hacerlo a las 3 semanas;

- 1 cucharadita de pantotenato 3 veces al día;

- 1 cápsula de 500 mg de taurina 3 veces al día;

- aplicar un pequeño imán de unos 100 gauss con la cara norte sobre la columna en la base del cuello y fijarlo con esparadrapo, aplicar otro sobre la columna enseguida por encima de la cintura, y sentarse sobre la cara norte de un imán entre 1000 y 5000 gauss durante 30 minutos cada día. Esto aumentará el nivel inmunitario del organismo y ayudará a los glóbulos blancos y a la pancreatina para que vuelvan otra vez a funcionar y eliminar las bacterias del cuerpo. NO deberán usar los imanes las personas con marcapasos.

Día 6

- tomar aminoácidos esenciales y no esenciales, 2 cucharaditas en total, tres veces al día;

- tomar 1 cápsula de 250 mg de ácido glucurónico dos veces al día;

- 3 gotas de aceite natural de Gaultheria tres veces al día. No superar esta dosis ya que puede ser tóxico;

- 1 cápsula al día de 1 mg de biotina;

- 1/4 de coco crudo al día para tener la cantidad necesaria de selenio, o 500 mcg de selenita de sodio seis veces al día;

- 1 cápsula de 500 mg de niacinamida dos veces al día;

- 20 gotas de aceite de orégano puestas en una cápsula vacía tres veces al día.

Día 7

- 15 mg de betacaroteno una vez al día;

- 500mg de ácido tióctico una vez al día;

- 500 mg de ácido fítico (fosfato de inositol) en solución al 50%, 10 gotas en in vaso de agua tres veces al día.

En el caso de cáncer de próstata, tomar 1 cucharada diaria de semillas de lino lavadas con agua con unas gotas de lejía para eliminar las aflatoxinas y el zearalenone. También se les añadirá una pizca .de vitamina B2 para eliminar el benceno. Se remojan unos minutos y luego se añaden a los cereales o a algún guiso. También se pueden pasar por la batidora. El resultado final deberá ser nuevamente esterilizado. Se tomará también de 10 a 30 mg diarios de gluconato de cinc.

En el caso de cáncer de huesos se tomará de 3 a 6 mg diarios de boro.

En el caso de cáncer de hígado se tomará Sylimarin, un derivado del cardo mariano, dos o tres veces al día. Se comerán verduras amargas y una bebida hecha con hígado crudo pasado por la batidora con agua.

En el caso de cáncer de pulmones se tomará una tisana hecha con una mezcla de gordolobo y consuelda mayor, y se comerá un diente de ajo crudo en cada comida.

Ha pasado una semana, los tejidos y la grasa corporal se han limpiado de parásitos, bacterias, metales y sustancias cancerígenas. Pero dentro de los tumores todavía quedan parásitos vivos. Se trata pues de vaciar los tumores de todo su contenido y de sacarlo del organismo por medio de la orina, por lo que habrá que beber grandes cantidades de líquidos.

Día 8

- durante la semana se reducirán las grandes cantidades de vitaminas del Día 7 a una tercera parte, es decir sólo una vez al día. Esto facilitará las elevadas dosis especiales de remedios.

- 40 cápsulas de glutatione (20 gr) de una sola vez, vaciadas y mezclado el contenido con miel, para proteger el hígado de la inundación de aflatoxinas y evitar el aumento de la bilirrubina;

- DMSO para uso interno al 25% disuelto en agua aunque es preferible al 50% si se puede conseguir. Se usará una cucharadita como enjuague bucal, se tendrá en la boca varios minutos y luego se tragará. Se pueden añadir aquí las gotas de Gaultheria;

- 1/8 de cucharadita (750 mg) de EDTA tres veces al día en una taza de agua caliente, que servirá para arrastrar los metales pesados fuera del cuerpo;

- 12 gm de vitamina C que se tomarán de 2 en 2 gr en las comidas y entre las comidas;

- 40 cápsulas (12 gm) de vitamina B2, mezclada con miel y tomada de una sola vez 1 hora después de haber tomado el glutatione. Esto servirá para abrir los tumores;

- 1 cucharada sopera de aceite ozonizado tomado 5 horas o más después de la vitamina B2, para matar los virus;

- 10 cucharaditas de tintura de nogal extra fuerte (ó 2 cápsulas de nogal secado y molido 4 veces al día). 9 cápsulas de clavo y 9 cápsulas de artemisia una vez al día;

- 3 veces al día se tomará magnesio con los alimentos para eliminar el fenol producido por el benceno liberado;

- se sustituirá la bromelaína o la papaína por pancreatina y lipasa (1 cucharadita de cada) dos veces al día;

- 50 mg de Levamisole tres veces al día para matar los Áscaris y mantener los glóbulos blancos libres de ferritina;

- 25.000 UI de vitamina D3 (colecalciferol) para reblandecer los tumores eliminando los depósitos de calcio.

Día 9

Se eliminarán las toxinas liberadas de los tumores en el Día 8 tomando una dosis baja de glutatione y vitamina B2, mientras que el coenzima 010 se mantendrá elevado.

- 10 cápsulas (4 gr) de coenzima 010;

- 10 cápsulas (5 gm) de glutatione;

- 12 gm al día de vitamina C;

- 10 cápsulas (3 gm) de vitamina B2;

- 1 cápsula de magnesio tres veces al día;

- 2 vasos al día de agua ozonizada;

- 1 cucharada sopera al día de aceite ozonizado

- el programa contra parásitos.

Días 10, 12,14

Se repite el Día 8, y se van alternando dosis altas y bajas de vitamina B2 y de glutatione.

Se deberá seguir llevando un control del estado de la sangre.

Días 11, 13

Se repite el Día 9.

Días 15 a 21

En los días pares se repetirá el tratamiento del Día 8, y en los días nones se repetirá el tratamiento del Día 9, pero el glutatione se cambiará a 10 gm (20 cápsulas de 500mg) y la vitamina B2 se cambiará a 6 gm (20 cápsulas de 300 mg) cada día. Excepto el Día 19, se reducirá el coenzima 010 a una cápsula (400 mg).

Si se han seguido las instrucciones con exactitud, se han de ver los resultados. Para ello será necesario examinar los últimos análisis de sangre, hacerse un nuevo TAC y examinarlo para ver cómo está la situación. También habrá que considerar el nivel del dolor, del apetito y de la energía.

Todos estos resultados deberían empezar a mostrar una mejoría, en el caso de que no sea así significa que algo ha fallado y que el enfermo se ha reinfectado de parásitos o bacterias demasiadas veces durante el tratamiento, quizá porque no se ha completado el trabajo de los dientes, o porque la persona se está reinfectando con alimentos crudos no esterilizados. En este caso será necesario volver a empezar y seguir todo el programa.

Cuando los análisis de sangre empiezan a mejorar y los síntomas empiezan a reducirse, se puede disminuir la cantidad de suplementos. Cuando reaparece el apetito y el enfermo empieza a recuperar peso significa que el organismo está en el camino de la curación.

Llegados a este punto, la Dra. Clark dice: « ¡Felicitaciones! Usted ha logrado lo que muy pocas personas consiguen. Cuando el último tumor haya desaparecido, organice una fiesta, se la ha merecido, y hágale un regalo muy especial a la persona que le ha cuidado.»


El tratamiento de otras enfermedades

A lo largo de sus, estudios e investigaciones, la Dra. Clark no se ha limitado al tratamiento del cáncer, sino que ha visto la posibilidad de aplicar su técnica también a otras patologías tan señas como el cáncer, y para las cuales hasta la fecha la medicina oficial tampoco tiene una posibilidad de curación definitiva, como son la esclerosis múltiple, la enfermedad de Alzheimer, la esquizofrenia, o la epilepsia, para citar sólo algunas.

Como todos sabemos, los enfermos con estas patologías están abocados a una vida que dependerá siempre de unos medicamentos, marcada por unos efectos secundarios importantes, y con mi empeoramiento progresivo que tarde o temprano los llevará a la invalidez y la muerte.

La Dra. Clark, que es una luchadora admirable y siempre preocupada por encontrar soluciones allí donde hasta la fecha no las había, también estudió el origen de múltiples enfermedades, y llegó a la sorprendente conclusión de que sólo había dos problemas por resolver para poder curar a estos enfermos: eliminar parásitos y limpiar el organismo de contaminantes.

Según el tipo de contaminante y el lugar donde se localice, explica la Dra. Clark, los parásitos colonizarán uno u otro órgano, produciendo un amplio abanico de patologías, de las que se llaman crónicas, incurables, genéticas, etc. Ella demostró que muchas de las enfermedades «genéticas»: no son tales, en el sentido de que no están contenidas en los genes, si bien sí pueden haber sido transmitidas ala persona por la madre o por el padre, pero de una manera tan sencilla como transmitirle al feto los parásitos, y los contaminantes de los que los padres eran portadores.

Es decir que la Dra. Clark de un plumazo (pero un plumazo respaldado por años de investigación) desmitifica la mayor parte de las enfermedades «genéticas» y abre una rendija de esperanza para aquellos enfermos a los que siempre se les había dicho que habían nacido con una enfermedad determinada y que morirían con ella, y que además se la transmitirían a sus hijos, si es que llegaban a tenerlos.

Según Clark, efectivamente hay enfermedades que se encuentran regularmente en determinadas familias, unas veces atacan la línea femenina de la familia y otras veces atacan la línea masculina. Muchas veces atacan a ambas. Pero la herencia, en la mayor parte de los casos, y la genética, se reducen al hecho de que las familias, además de compartir un techo y una mesa, comparten también los malos hábitos higiénicos, las malas prácticas dentales propias (falta de higiene dental) y de los dentistas (mala deontología médica), unos alimentos contaminados por igual para todos, y unos malos hábitos alimentarios.

Según Clark podemos rechazar la herencia de los problemas de salud que hemos recibido de nuestros padres de una manera tan sencilla como comer mejor, evitar de contaminarnos con productos químicos, observar una higiene rigurosa de las manos y de los alimentos que se comen crudos, y aprender que los productos modernos tienen muchas cosas buenas, pero traen una carga de contaminación que muchas veces nuestro hígado, nuestro sistema inmunitario, y nuestros riñones no pueden soportar.

A continuación examinaremos algunas de las patologías estudiadas por la Dra. Clark y explicaremos la manera novedosa que ella tiene para desmitificar muchos de los fantasmas y monstruos que nos acechan a cada paso.

Puesto que antes hemos mencionado algunas enfermedades, explicaremos ahora el desarrollo de las mismas según Clark.

La esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una afección del sistema nervioso central localizada en el cerebro y en la médula, y está causada por la presencia de ciertos parásitos (Fasciolopsis buskii Eurytrema pancreaticum, Fasciola hepatica, Chilomastix mesnii) que se han instalado allí y están intentando reproducirse. La Dra. Clark también ha encontrado en estos enfermos Shigella, que es un parásito de la leche no esterilizada, y por lo tanto se encuentra también en todos sus derivados.

La solución es matar los parásitos con el Zapper y con la cura contra parásitos que ya conocemos, y a los pocos días los síntomas empezarán a remitir.

Sin embargo no es sólo una cuestión de parásitos. Al hacer las pruebas con el Sincrómetro se descubre que el cerebro y la médula están llenos de contaminantes, tales como el xileno y el tolueno que se encuentran en todos los enfermos de esclerosis múltiple, y atraen los parásitos a estos órganos permitiendo que se instalen allí. Estos contaminantes son disolventes que se encuentran en las pinturas y barnices, pero también Se encuentran como contaminantes en las bebidas carbonatadas.

Otro contaminante que se encuentra en el cerebro y la médula de estos enfermos es el mercurio, que se ha filtrado hasta allí desde los empastes de amalgama, y que muchas veces va acompañado de talio, que, si cabe, es todavía más tóxico que el mercurio.

Por consiguiente, además de eliminar los parásitos, será necesario limpiar el organismo de contaminantes por medio de la limpieza de riñón y de la limpieza de hígado, además, claro está, de dejar de exponerse tanto a los unos como a los otros.

Cuando esta limpieza general sea una realidad (y el enfermo no deberá olvidar tampoco que su compañero o compañera de cama es una fuente de infección segura si no hace también una limpieza) poco a poco los síntomas empezarán a desaparecer y, si las lesiones producidas no son demasiado graves, el enfermo podrá curarse. En todo caso, si no puede recuperar lo perdido, por lo menos impedirá que la enfermedad empeore.

La enfermedad de Alzheimer

Esta enfermedad, que antes se encontraba raramente, se está convirtiendo en una plaga en la actualidad, y cada vez son más jóvenes las personas afectadas por ella.

La medicina oficial no tiene respuestas, y todo lo que hace es poner paños calientes, hacer reuniones con los familiares de los afectados, darles sugerencias sobre cómo comportarse con ellos, y seguir «investigando».

La Dra. Clark tiene una respuesta clara y contundente: la enfermedad de Alzheimer es producida por la presencia de metales, disolventes, y parásitos en el cerebro. No está claro si primero son los contaminantes que abren el camino a los parásitos, o si primero llegaron éstos. Sin embargo, evidentemente no es importante dilucidar este aspecto de la cuestión. Lo que realmente importa es que todos los enfermos de Alzheimer muestran en su cerebro la presencia de aluminio, mercurio, freón, talio, cadmio, xileno, tolueno,... ¿Hace falta más? Ninguna de estas sustancias tiene por qué estar en el cerebro de nadie, y lo más urgente es eliminarlas, sacarlas del cuerpo.

Tanto si la lista de ingredientes lo dice como si no, las pruebas realizadas con el Sincrómetro dan como resultado la presencia de uno o más de estos contaminantes en productos tan dispares como la sal, la levadura para dulces, los jabones de tocador y otros productos de aseo personal, además claro está del uso todavía difundido de cacerolas de aluminio, papel de aluminio para envolver los alimentos, los empastes dentales metálicos.

Para eliminar tanto veneno del cerebro será necesario acudir a un médico experto en técnicas de quelación, además de tomar ácido lipoico.

Lo siguiente será matar los parásitos, y para hacerlo, como ya se ha explicado varias veces, habrá que hacer la cura de parásitos con tintura de nogal negro, artemisia y clavo, además de sesiones diarias de comentes con el Zapper, todo ello acompañado de una limpieza de riñón y posteriormente de una limpieza de hígado.

Sin embargo no está de más recordar otra vez que nada de lo que se haga tendrá un efecto duradero si el enfermo (o sus familiares) no limpia también su entorno, alejando los animales de compañía, eliminando las fuentes de contaminación de su boca (empastes) y de su casa (disolventes), comiendo alimentos cocinados a fondo para evitar seguir introduciendo los parásitos en su cuerpo.

El grado de recuperación del enfermo estará en proporción al tiempo que lleva en esa situación, y si en unos casos, cogidos muy pronto, la recuperación puede ser total, en los casos más avanzados será sólo parcial, pero por lo menos se impedirá que la enfermedad progrese y que la calidad de vida de la persona enferma y la de sus familiares siga deteriorándose.

La esquizofrenia

Según el Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas (Ed. Masson), la esquizofrenia es una psicosis de carácter evolutivo, caracterizada por disociación psíquica, despersonalización y alteraciones del curso del pensamiento.

Según la Dra. Clark, en las familias con brotes esquizoides se encuentra más que en ninguna otra patología la presencia combinada de mohos, llegando a tener hasta cuatro o cinco variedades distintas, mientras por otra parte considera que no es necesaria la presencia de metales filtrados al hígado desde los dientes, ya que, argumenta, también niños pequeños pueden presentar la enfermedad, pero lo que sí hay es una lesión al hígado que puede haberse producido ya en la infancia.

Las toxinas que se encuentran presentes en los pacientes esquizofrénicos son las ergotoxinas, la esterigmatocistina, la citocalasina y las aflatoxinas, y las distintas combinaciones y los varios niveles de toxicidad pueden producir desde reacciones violentas hasta episodios depresivos graves. Entre los parásitos más frecuentemente encontrados en este tipo de enfermos, la Dra. Clark menciona el Mycobacterium phlei, la Shigella que produce toxinas que se instalan en el cerebro y en el sistema nervioso causando depresión, ira e irritabilidad, y las variedades de Ancylostoma.

El tratamiento propuesto por la Dra. Clark pasa pues por eliminar todos los alimentos que puedan contener estas micotoxinas, tales como todo tipo de cereales, frutos secos y mieles y melazas varias, esterilizar la leche y sus derivados, asegurarse de que no se está introduciendo plomo o cobre en el organismo, y matar los parásitos con sesiones diarias de corrientes, además de limpiar el intestino de Shigella, alejar los animales de compañía de la casa, y hacer una limpieza de la boca para liberarla de metales y bacterias.

Dice la Dra. Clark que mucha de la violencia que se manifiesta en la sociedad norteamericana está causada por una alimentación excesivamente contaminada con mohos y bacterias, y que, si en las cárceles se siguiera un programa de control de las micotixinas y los parásitos, muchos de los problemas relacionados con la violencia se solucionarían.

La epilepsia

La Dra. Clark siempre encuentra larvas de Áscaris en el cerebro de los epilépticos, larvas que probablemente han llegado allí por accidente, ya que su lugar habitual de actuación es entre el intestino y los pulmones.

Estos Áscaris a su vez están contaminados de bacterias y virus, entre ellos Bacteroides fragilis, Coxsackie B1 y B4.

Además de los parásitos, en el cerebro se encuentran también metales pesados, tales como mercurio y plomo, y otras sustancias tóxicas como el vanadio del gas de la cocina, el PVC de las alfombras y cortinajes nuevos, el titanio y el circonio de los cosméticos, el amianto de la secadora de la ropa y del secador del pelo, el plomo del agua que bebemos y usamos para cocinar. -

También se encuentran disolventes como el tolueno y el xileno de las pinturas, el GMS (glutamato monosódico) que se usa con mucha frecuencia en los alimentos preparados, en las pastillas para caldo, y recientemente parece que se está utilizando también para la repostería industrial, para dar más sabor a los guisos (y tú, ¿cueces o enriqueces?»).

Otros desencadenantes de los ataques epilépticos son el BHT (bishidroxitolueno) y el BHA (el bishidroxianisol), que son conservantes de los alimentos y que a menudo el fabricante aplica a los envases para poder declarar que tal alimento no lleva conservantes.

Un desencadenante de los ataques epilépticos es una sustancia natural llamada malvín, que es el pigmento natural de las uvas, las fresas, y las ciruelas. Aparentemente también las gallinas y sus huevos llevan grandes cantidades de esta sustancia.

Así pues, si se quieren evitar los ataques epilépticos, y no volver a tener ninguno, habrá que tener en cuenta lo dicho más arriba y evitar todo lo que pueda contaminar el cerebro y desencadenar un ataque. Esto deberá ir acompañado de una serie de sesiones diarias de corrientes, ampliadas también a los demás miembros de la familia, para asegurarse de que en esa familia no. queda ningún parásito, ninguna bacteria, ningún virus.

Otras enfermedades

Podríamos mencionar muchas más enfermedades, enfermedades que cursan con dolor y otras que no son dolorosas, entre las primeras la artritis, el dolor de estómago, los dolores abdominales, el colon irritable, la cistitis, el asma, etc., y entre las segundas la diabetes, el eccema, la esclerosis múltiple, el alcoholismo, la depresión, la pérdida de memoria, y otras, y en todas ellas, sin excepción, se encontrarían parásitos y contaminantes. Para una información más detallada de todas las enfermedades estudiadas por la Dra. Clark recomendamos la lectura de su libro The Cure for All Diseases, que está dedicado precisamente a todas las enfermedades aparte del cáncer. Es una lectura muy reveladora que hace que nos hagamos la pregunta:

«Pero entonces, ¿por qué estoy enfermo?»

La respuesta, evidente, queda en manos de cada quien.

Las recetas de la Dra. Clark

La Dra. Clark ha pasado muchos años de su vida estudiando las distintas patologías, buscando respuestas a las preguntas que se planteaba cuando las respuestas existentes no la satisfacían. Y cuando encontraba una respuesta coherente a sus dudas, buscaba el remedio para reconducir la situación de los enfermos hasta que pudieran llevar una vida normal y ser nuevamente personas sanas.

En sus libros hay muchísimas recetas: recetas para mejorar la salud; recetas de remedios; recetas para cocinar, para hacer cosméticos, para sustituir productos comerciales tóxicos. Nosotros hemos escogido algunas de las más interesantes para ofrecérselas aquí, con la esperanza de que les sean de utilidad, y recomendamos la lectura de los libros de la doctora para poder tener más sugerencias y consejos sobre cómo llevar una vida más sana, no tan moderna quizás, pero que garantizará una salud envidiable a las personas que se decidan a seguir íntegramente esos consejos.

Sin embargo, antes de pasar a las recetas, nos gustaría explicar en detalle el tratamiento normal para una parasitosis en adultos, en niños y en animales.

Ya hemos visto anteriormente los remedios necesarios para curar una parasitosis: estos remedios son los mismos para todos, lo único que varía es la posología. Veamos.

El tratamiento de las parasitosis en los adultos

El tratamiento se desarrolla a lo largo de 3 semanas de la siguiente manera:

- el primer día se tomará 2 cucharaditas de tintura de nogal disueltas en medio vaso de agua que se beberá a pequeños sorbos a lo largo de 15 minutos;

- asimismo se tomará 3 cápsulas de artemisia (Wormwood) en una sola toma;

- por último se tomará 3 cápsulas de clavo (Clove) tres veces al día.

- todos los productos se tomarán antes de tomar los alimentos.

- el segundo día se tomará 4 cápsulas de artemisia en una sola toma y 3+3+3 cápsulas de clavo.

- las cápsulas de artemisia se irán aumentando en 1 cada dos días hasta llegar a 7, cuando se pasará a tomarlas 1 vez a la semana;

- las cápsulas de clavo se tomarán en la dosis de 3+3+3 durante cinco días. A partir de ahí se tomará 7 cápsulas de una sola vez y una vez a la semana.

- en cuanto a la tintura se tomarán dos cucharaditas 1 vez a la semana.

Estas dosis servirán para tres semanas, que es el tiempo necesario para curar una parasitosis normal.

La ornitina por su parte se tomará por la noche antes de acostarse en dosis de 2 a 4 cápsulas, según la necesidad.

El tratamiento de los parásitos en los niños

En los niños el tratamiento es un poco más complicado.

TINTURA

Los niños empezarán con una gota el primer día, e irán aumentando 1 gota cada día (es decir 1-2-3-4- 5 gotas) hasta el 5° día.

A partir de ahí las tomas dependerán de la edad:

Menos de 6 meses: 1/4 cucharadita 1 vez por semana;

6 meses a 5 años: 1/2 cucharadita 1 vez por semana;

6 a 10años 1 cucharadita 1 vez por semana;

11 a l6 años 1.1/2 cucharadita 1 vez por semana;

WORMWOOD Y CLOVE

Empezarán con 1 cápsula al día y aumentarán la dosificación un día por cada año de edad. Por ejemplo, un niño de 4 años seguirá el programa hasta el cuarto día (4 cápsulas), y luego parará.

Los niños no seguirán el programa de mantenimiento, sino que sólo harán el tratamiento cuando estén enfermos.

En el caso de cáncer infantil, debería seguirse un programa mucho más enérgico pudiendo llegar a tomar hasta 16 cucharaditas de tintura si fuera necesario.

Programa de desparasitación para animales domésticos

Los animales domésticos tienen muchos de los parásitos que tienen los humanos, de hecho son ellos los que los transmiten, por lo menos algunos de ellos, por consiguiente será necesario desparasitarlos, tanto para su propio bienestar como para el de sus amos. Las cantidades indicadas son para animales de 5 kgs. Y se irán variando según el peso del animal (perro o gato).

Se empezará dándoles 1 cucharadita al día de agua de perejil, preparada como para la limpieza de riñón. Esto servirá para que los riñones estén en buenas condiciones al momento de eliminar los desechos de parásitos muertos. Este tratamiento se seguirá durante una semana antes de iniciar con la tintura de nogal.

1 gota de tintura sobre la comida. Los perros tomarán este remedio cada día, los gatos 2 veces por semana.

Una semana más tarde se iniciará con el Wormwood: se abrirá una cápsula y se pondrá la punta de un cuchillo sobre los alimentos.

Una semana después de esto se iniciará con el Clove, una puntita minúscula que se cogerá de una cápsula con la punta de un cuchillo.

A la cuarta semana los animales estarán tomando agua de perejil, tintura, Wormwood y Clove. Terminada la cuarta semana interrumpirán el tratamiento, y lo repetirán más adelante. Se aconseja hacerlo de manera regular periódicamente.

Limpieza de riñón

La limpieza de riñón forma parte integrante de la cura contra los parásitos, que a su vez es la base de la cura del cáncer.

Para una limpieza de riñón de 3 semanas se necesitarán los siguientes ingredientes:

- 1 dosis de raíces de Hydrangea arborescens, de Althaea officinalis, y de Eupatorium purpureum. Puesto que menos para la Althaea off, las demás no se encuentran aquí, habrá que pedirlas a Estados Unidos (ver las direcciones al final);

- glicerina, posiblemente vegetal, en caso contrario la normal;

- 1 manojo de perejil fresco.

Por la noche se pondrán en remojo las raíces en 2,5 litros de agua filtrada o de botella, y al día siguiente se harán hervir durante 20 minutos a fuego bajo. Una vez hervidas se escurrirán las raíces y se guardarán en el congelador. Se reserva el agua.

Aparte se hará hervir el manojo de perejil bien lavado en 1 litro de agua como la anterior durante 3 minutos. Se escurre, se tira el perejil y se mezclan las dos aguas obtenidas. Se guarda en la nevera un litro de la mezcla y lo que queda se reparte en botellas pequeñas (p. ej. de 1/2 litro) que se guardarán en el congelador.

Cada día se tomará 1/4 de litro de este caldo al que se habrá añadido una cucharada sopera de glicerina, y se irá tomando a pequeños sorbos a lo largo del día. Cuando se esté terminando todo el caldo, se volverán a hervir las raíces guardadas en el congelador en 1,5 litro de agua durante 10 minutos. Se hará lo propio con el perejil, se mezclarán las dos aguas, y se seguirá tomando con la glicerina hasta que se acabe. En total la limpieza de riñón durará aproximadamente tres semanas, lo mismo que el programa contra los parásitos, y dejará los riñones limpios y libres de contaminantes, cálculos y arenillas.

La limpieza de hígado

Que el hígado esté limpio y trabajando al 100% de su capacidad es una necesidad para todos, pero todavía más para un enfermo, sobre todo si se trata de un enfermo de cáncer, ya que de la capacidad del hígado de eliminar toxinas depende en gran medida la curación de la persona.

Por esto la Dra. Clark atribuye tanta importancia a la limpieza de hígado, y ha ideado un programa que hace que se eliminen las toxinas almacenadas, los cálculos hepáticos y de vesícula y el colesterol de una manera rápida, barata y sin riesgos.

A continuación explicamos cómo.

Ingredientes:

- 35 gr de sulfato de magnesio

- 1,5 dcl de aceite de oliva (mejor ozonizado)

- 1 pomelo rosa grande 6 2 pequeños, en total se necesitará 2 dcl de zumo (el pomelo rosa es más dulce que el otro, pero caso de no encontrarlo también el otro sirve)

- de 4 a 8 cápsulas de L-ornitina

Es de suma importancia seguir las instrucciones de manera rigurosa, para evitar malestares innecesarios. También será conveniente escoger un día en que se pueda estar tranquilo, para hacer la limpieza de hígado sin prisas y sin interferencias.

El día en que se vaya a empezar se lomará el último alimento y la última bebida antes de las 14 horas, siendo las comidas de ese día muy ligeras y pobres en grasas. Esto permitirá que se acumule la bilis y haga presión en el hígado para cuando se empiece la limpieza.

Se preparará el sulfato de magnesio disolviéndolo en 3/4 de litro de agua filtrada o de botella, y se guardará en la nevera (si está bien frío será menos desagradable de tomar). Si se quiere se puede guardar repartido en cuatro dosis iguales.

A las 18 horas se tornará la primera dosis. Dos horas más tarde, a las 20 hrs, se tomará una segunda dosis.

Antes de las 22 hs. se exprimirán los pomelos y se mezclará el zumo con el aceite de oliva agitando el recipiente en el que se haya puesto los ingredientes. La persona se preparará para irse a la cama de manera que ya no tenga que levantarse (esto es muy importante) y a las 22 se tomará la totalidad del brebaje junto con las 4 cápsulas de L-ornitina (8 si sufre de insomnio) estando de pie. Inmediatamente se acostará sobre la espalda e intentará mantenerse inmóvil por lo menos durante una media hora. Esto es muy importante para el buen resultado de la operación.

Gracias al sulfato de magnesio y a las cápsulas de ornitina no sentirá ningún dolor y podrá dormir durante toda la noche. A la mañana siguiente, pero no antes de las 6, tornará la tercera dosis de Sulfato de magnesio, y dos horas más tarde la última. Si quiere podrá regresar a la cama.

Después de 2 horas de la última toma podrá empezar a tomar algún zumo, y un poco más tarde podrá comer algo de fruta, si lo desea. Pasada una hora podrá tomar alimentos normales, aunque se aconseja que sean ligeros. Para la hora de cenar ya debería sentirse bien del todo y comer normalmente.

Por la mañana, después de la tercera toma de sulfato de magnesio empezará a visitar el baño. Probablemente no tendrá retortijones ni ningún dolor, pero las deposiciones serán prácticamente líquidas. Estas visitas probablemente se repetirán varias veces a lo largo del día, Si se toma la molestia de mirar, verá que encima del liquido flotan unos grumos de tamaños variables y de color verde: estos son cálculos biliares, y pueden llegar a varias decenas ya la primera vez. También podría ver una especie de paja flotando, esto es colesterol.

Después de esta limpieza se sentirá mucho mejor, porque el hígado podrá empezar a trabajar. Sin embargo no durará mucho, porque habrá eliminado sólo lo que estaba más avanzado en el hígado y la vesícula, al vaciarse cientos de otros cálculos avanzarán para ocupar el espacio que ha quedado libre.

La Dra. Clark aconseja repetir la limpieza 6 semanas más tarde.

Un protector para el estómago y el intestino

Para los pacientes que sufran de úlcera de estómago, o de colon irritable, o que de todos modos tengan el aparato digestivo sensible, la Dra. Clark da una receta sencilla, natural (por supuesto), y fácil de preparar.

Los ingredientes son:

- corteza de olmo molida tan fina como sea posible (en herboristerías)

- alginato sódico (en droguerías)

Se mezcla una cucharada sopera de corteza de olmo en un vaso de agua. Aparte se diluye a fuego bajo media cucharadita de moka de alginato sódico. Puesto que el diluir el alginato es muy trabajoso, se sugiere que se diluya por lo menos la cantidad necesaria para dos días, y lo que sobre se guardará en la ne9era.

Cada día se tomará 1 cucharada sopera de corteza de olmo 3 veces al día antes de las comidas, y media cucharadita de moka 1 vez al día. Cuando las dos tomas coincidan se pueden mezclar los dos productos. Estos formarán una capa protectora en el esófago, estómago e intestino, evitando así que los remedios o los alimentos provoquen reacciones dolorosas.

La solución de Lugol

El Lugol se puede encontrar en el comercio, pero según la Dra. Clark es muy peligroso para un enfermo utilizar este producto, porque es muy fácil que esté contaminado con alcohol isopropílico o con alcohol metílico Por ello da una receta fácil para prepararlo en casa, o se puede pedir al farmacéutico que nos lo prepare.

Se necesitará:

- 44 gr de yodo granular

- 88 gr de yoduro de potasio granular

Se disuelve el yoduro de potasio en medio litro de agua, una vez disuelto se añaden los cristales de yodo y se acaba de completar con agua hasta tener un litro de líquido. Agitar. Tardará un día en disolverse completamente. Agitar de vez en cuando.

No deberán utilizarlo las personas alérgicas al yodo.

Se utilizará según lo indicado en el libro.

Endurecimiento de la dentadura

Esta receta sirve para endurecer varios tipos de dentadura para evitar que rezumen los contaminantes químicos que contienen.

Se necesitará:

- un termómetro de inmersión

- un cazo de metal

Se pone un par de dedos de agua fría en el cazo y se pone a fuego muy bajo. Se coloca el termómetro en el agua. Vigile la temperatura en el termómetro, debería alcanzar los 65°C en 20 minutos, no antes. Si el calentamiento ha sido más rápido, tire el agua y vuelva a empezar. Ahora puede colocar la dentadura en el cazo, añada agua fría para volver al nivel anterior de manera que la dentadura quede bien cubierta por el agua, y vuelva a calentar como antes. Cuando se alcancen los 70°C apague el fuego y deje la dentadura dentro del agua otros 10 minutos.

Tire el agua y enjuague la dentadura con agua fría. Ahora está lista. Se aconseja repetir la operación un par de veces con agua nueva cada vez.

Para las excrecencias sobre la piel se necesitará:

- 1 gota de vitamina A de 50.000 UI

- 1 gota de aceite de Gaultheria

- 1 gota de DMSO (dimetil-sulfóxido), como penetrante

- 1 pizca de polvo de nogal negro seco

- 1 pizca de vitamina B2 en polvo

Se mezcla todo con una espátula de plástico. Se aplica con el dedo sobre la piel afectada e inmediatamente se tapa herméticamente con cinta adhesiva o con cinta de celofán, y se deja actuar durante tres días. Si el cierre se levantara, añada más cinta. No se lo quite, no utilice jabón ni cosméticos ni aceites de ningún tipo.

Repita la operación después de tres días. Simultáneamente tome de 1 a 3 gotas de vitamina A (50.000 UI por gota) cada día.

Puede ser que sienta un poco de ardor en la zona, y la piel empezará a levantarse y a caer. Es exactamente el resultado que se persigue.

En el caso de tumores bajo la piel, pero suficientemente superficiales como para sentirlos al palpar, esta pomada tiene muchas posibilidades, pero habrá de prepararla en cantidades mayores:

1 cucharadita de vitamina A (1,5 M U/gr)

1 cucharadita de DMSO

1 cucharadita de aceite de Gaultheria

1 cápsula de vitamina B2 (300 mg)

1 cápsula de polvo de nogal negro

Se colocarán todos los ingredientes en un tarrito y se mezclarán a fondo. Después de aplicar la pomada sobre la zona afectada, se cubrirá con una hoja de plástico y se fijará herméticamente en los bordes. No se lo quite ni para ducharse. Después de 3 días añadirá pomada o la sustituirá.

Tomará de 1 a 3 gotas de vitamina A (50.000 UI por gota).

El uso continuado de esta pomada junto con la toma de vitamina A por vía oral puede producir una hipervitaminosis A, con dolor de cabeza, enrojecimiento de la piel, picores, descamación. Deberá valorar este inconveniente en contraposición con las ventajas que le acarreará el uso de la pomada. También podría descansar 6 días después de dos aplicaciones para que desaparezcan los síntomas y luego volver a empezar.

Enema de café

Dice la Dra. Clark que este enema es muy beneficioso pero habrá que tomar precauciones especiales a causa de la contaminación de amianto que se ha encontrado en todos los cafés que ella ha testado. También ha encontrado huevecillos de Áscaris y mohos.

Se utilizarán 4 cucharadas soperas bien llenas de café normal y se harán hervir en 1 litro de agua. Se dejará descansar 10 minutos y se volverá a hervir otros 5 minutos. Fíltrese con un filtro doble para eliminar el amianto y esterilice con una gota de Lugol por taza (esto matará los mohos).

Este enema está especialmente indicado en los casos de dolor, además matará los Áscaris y estimulará la producción de bilis.

Los libros de la Dra. Clark contienen muchas recetas, como ya hemos dicho, y no las vamos a transcribir todas. Hemos puesto las indispensables para las personas que quieran acometer la tarea de vencer su enfermedad y recuperar la salud.

Para más información recomendamos la lectura de estos libros.

Referencias

1.A. Guyton: Tratado de fisiología médica, 7 edición, Ed. Interamericana p. 38.

2. Farreras Rozman, Medicina Interna, Tomo 1. Ed. Marín, 1986.

3. Parasitología clínica, varios autores, SALVAT Editores.

4. Nutritional and Physical Degeneration, Dr. Weston Price. También se aconseja la lectura del libro Root Canal Cover-up, del Dr. George E. Meinig, Bion Publishing, Ojal, California

5. Podemos encontrar una lista completa en el libro de la Dra. Clark: «The cure for all cancers» 1997. pág. 155 y siguientes. y pág.160-161.

6.Ver Bunyan, The use of hipochioritefor the control of bleeding, en Oral Surgery, vol 13, 1960, pp. 1026-1032.

7. La plata coloidal es un antiséptico muy eficaz y que tuvo su momento de protagonismo antes de que llegaran los productos de síntesis. Ver The Wonders of Coloidal Silver, de Dhyana L. Coburn.

8. Esta lista de suplementos ha sido tomada íntegramente del libro The Cure for All Advanced Cancers, de la Dra. Huida R. Clark.


Todo y mas en http://paragarcia.blogspot.com/ "A la atención de la tripulación de tierra"

Datos personales

Mi foto
Juan Luis Fernández Hernández. Portavoz del equipo y administrador del sitio.energiaalternativaparaurantia@gmail.com http://energiaalternativaparaurantia.blogspot.com.es/ y http://voz-y-pensamiento.blogspot.com.es/